VELA LIGERA

EMERGENCIA SANITARIA

Mallorca pierde más de 5 millones por la cancelación del Sofía

Es la tercera vez, tras las ediciones de 1970 y 1977, que se suspende la principal competición de vela ligera de Baleares
MALLORCA PRESS

El comité organizador del Trofeo Princesa Sofía Iberostar anuncia la cancelación de su edición 2020 debido a la pandemia COVID-19 y siguiendo las recomendaciones de los gobiernos español y balear. Esta decisión afecta a todas las categorías participantes: clases olímpicas, One-Design, Open Foil y ORC.


Inspace

La organización del evento, que estaba programado en aguas de la bahía de Palma del 25 de marzo al 4 de abril, lamenta profundamente esta situación, pero debe seguir las restricciones solicitadas por las autoridades sanitarias para hacer frente a este problema de salud mundial.



El Club Nàutic S’Arenal, el Club Marítimo San Antonio de la Playa y el Real Club Náutico de Palma, las tres sedes de la regata, permitirán a los equipos participantes que ya están en sus instalaciones seguir haciendo uso de las mismas, a menos que se apliquen más restricciones de las autoridades.



Esta la tercera suspensión del Trofeo Princesa Sofía en sus 51 años de historia. Las anteriores fueron en 1970 y 1977 por razones logísticas que impidieron realizar el traslado de las embarcaciones a Mallorca. En aquel tiempo se trataba de una regata incipiente con cierta repercusión social por la presencia del Príncipe de Asturias, luego Rey de España, pero su impacto económico era más bien limitado. La cancelación de 2020 supone un durísimo varapalo en este sentido. Se estima que el Trofeo Princesa Sofía Iberostar tiene un impacto directo de más de 5 millones de euros en la economía de Mallorca, ya que reúne cada año a más de 1.000 deportistas de 70 países.



La Federación Balear de Vela y la Real Federación Española de Vela han anunciado hoy la paralización casi total de las competiciones y actividades formativas vinculadas a esta disciplina deportiva. Joaquín González Devesa, presidente de la FBV,  ha asegurado: “Se trata de restringir los desplazamientos para evitar la propagación del virus”, ha señalado Chimo González Devesa, médico de profesión. El dirigente ha remarcado que el riesgo principal  es el contagio de personas con patologías crónicas, lo que podría provocar el colapso del sistema de salud.