PUERTOS

CORONAVIRUS

Prohíben temporalmente los cruceros en España tras el desembarco de 3.000 italianos en Palma

La presidenta balear dijo en su comparecencia ante los medios que llevaba "varios días" reclamando al gobierno que cesara la actividad marítima con Italia
M.P.

El Gobierno ha prohibido el atraque en los puertos españoles de cruceros que provengan de cualquier origen y de buques de pasaje si proceden de Italia desde la pasada medianoche hasta el próximo día 26.



La prohibición, aprobada ayer por el Consejo de Ministros, reunido de forma extraordinaria, se toma como medida excepcional para limitar la propagación y el contagio por el covid-19, y se produce apenas al día siguiente de que la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) autorizará el desembarco de 3.000 cruceristas del buque MSC Grandiosa procedente de Palermo.



Los turistas, según informó la compañía, fueron sometidos a un control de temperatura corporal y pudieron circular libremente por la ciudad de Palma, donde visitaron bares, restaurantes, iglesias y museos. Tras la publicación de este desembarco en varios diarios, el Govern balear pidió en la tarde de ayer al Gobierno central que cesara la conexión marítima con Italia.



La presidenta balear, Francina Armengol, compareció ante los medios para dar a conocer el paquete de acciones para la contención del virus y dijo que llevaba "varios días" reclamando esta medida, que fue adoptada tras conocerse la recalada del MSC Grandiosa en el puerto de Palma.



El Gobierno informó de que la prohibición estará vigente desde las 00:01 horas del 13 de marzo hasta las 00.00 horas del 26 de marzo, con la excepción hasta las 00:00 horas del día 15 de los cruceros, en que los cruceros tendrán permiso solo para el desembarco de los ciudadanos que lo deseen, que no podrán volver a embarcar.

La prohibición se podrá prolongar más allá del día 27 por períodos adicionales no superiores a catorce días, y será evaluada periódicamente teniendo en cuenta la evolución de la pandemia, especialmente en Italia.

Esta restricción es complementaria a la establecida el pasado martes para los vuelos directos de aviones entre aeropuertos italianos y españoles.

La prohibición no será de aplicación a los buques de Estado, a los que transporten exclusivamente carga, a los que naveguen con fines humanitarios, médicos o de emergencia, o a los conductores de las cabezas tractoras de la mercancía rodada.

Además, el Ministerio de Sanidad podrá excepcionalmente levantar las prohibiciones a buques que sean debidamente autorizados y en cuyo caso se adoptarán todas las medidas necesarias de control sanitario para evitar que supongan un riesgo para la población de España.


Medusa Sail