CORONAVIRUS

«La confusión y la incertidumbre se han adueñado del sector»

El presidente de la Asociación de Empresas Náuticas de Baleares prevé que la crisis del COVID-19 será más dura pero más corta que la de 2008-2012.
ELENA PIPÓ

Iniciamos una serie de breves entrevistas con representantes del sector náutico para que aporten su visión de la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia global del coronavirus. Jaume Vaquer, presidente de la Asociación de Empresas Náuticas de Baleares (AENIB), reconoce que será muy difícil volver a la normalidad.



¿Cómo está afectando la crisis al sector?  



La situación que ha provocado la aplicación del estado de alarma es diversa en función del perfil de cada empresa. Si bien nuestra actividad en puertos y varaderos no está prohibida, la confusión y la incertidumbre se han adueñado del sector. Alguna empresa, ha paralizado casi por completo su actividad. Por otro lado, la mayoría que se juegan la subsistencia, intentan finalizar los proyectos pendientes para poder facturar.



¿Se puede calcular una cifra aproximada de los daños ocasionados por el coronavirus?



No. El impacto económico es incalculable, así como la duración del estado de alarma y las consecuencias que tendrá en el sector. Tenemos por delante unos años muy difíciles, más complicados económicamente que los de la pasada crisis. Aunque la duración será menor.



¿Qué medidas han implantado sus asociados con sus trabajadores, proveedores y clientes?



Las empresas se han visto obligadas a tomar diferentes medidas preventivas, tanto a nivel sanitario como social, laboral y económico. En cada ámbito se han adaptado a la normativa cumpliendo con los requisitos y consejos recibidos por parte del gobierno y patronales. Respecto a los proveedores pocas acciones posibles están en nuestras manos, únicamente renegociar los plazos de los vencimientos que no se podrán afrontar, mientras dure el proceso de encontrar financiación a largo plazo. Las empresas han intentado transmitir máxima información posible a sus clientes, que la reciben con resignación. A la mayoría no les preocupa demasiado el barco en estos momentos. Mantienen la prioridad en temas vitales. El barco puede esperar.



¿Puede hacer una previsión hasta final de año?



Las previsiones son pésimas y no solo hasta final de año, sino también los próximos 2 o 3 años. Se trata de una pandemia de tamaño mundial y será difícil volver a la normalidad.


Bufete Frau