CORONAVIRUS

Veleros solidarios se unen a la lucha contra la pandemia

Trabajadores y empresarios de la náutica suman sus esfuerzos para fabricar batas y mascarillas de protección para el personal sanitario de Baleares
JULIO GONZÁLEZ

La difícil situación causada por la pandemia del COVID-19 ha generado una ola de solidaridad que va a resultar más contagiosa que el propio virus. Numerosas iniciativas ciudadanas demuestran la mejor cara de nuestra sociedad y entre los aficionados al mar hay numerosos ejemplos.



Un grupo de personas relacionadas con el sector náutico está fabricando en sus propias casas batas, delantales y mascarillas de protección para los hospitales de Mallorca. La idea surgió de un trabajador de una velería cuya pareja trabaja en un hospital de la isla y que le pidió si le podía coser una mascarilla, ya que se habían agotado en el centro sanitario. Éste se lo comentó a otro colega de profesión, Antoine Thullier, y decidieron crear una base logística para poder suministrar este material de protección sanitario en un momento crítico en el que hay escasez.


Medusa Sail

Ahora mismo hay unas 30 personas en Palma y otras 30 en Alaró fabricando batas, delantales y mascarillas. Thullier señala que en el proyecto hay implicados tanto profesionales de la costura como gente sin experiencia en este campo pero que “pueden cortar los patrones o las cintas”.



Las batas se están cosiendo a partir de un prototipo que ha sido aprobado con éxito por el personal sanitario. Los patrones de las batas los está cortando la velería Quantum en Mallorca, con Juan Merayo al frente.



Thullier explica que lo más dificil ha sido conseguir el material para la fabricación. "Hasta ahora proviene de donaciones de armadores de embarcaciones y de empresas del sector náutico".



Las personas que participan en todo el proceso están siguiendo un protocolo de seguridad que ha sido implementado por los médicos. "Lo último que querríamos es contribuir a la propagación del virus", remarca Thullier.



A finales de marzo terminaron un primer lote de 750 mascarillas, el primero de abril finalizaron 200 más y para el pasado día 3 se esperaban completar unas 1.000 unidades más que serán entregadas en los hospitales de Son Espases y Son Llàtzer. Además, están produciendo 100 delantales y 200 batas que estarán listos en los próximos días.