HISTORIA, PATRIMONIO, LITERATURA

PATRIMONIO

Tradición y modernidad se dan la mano a bordo de “El Único”

El centenario llaüt de madera, que ha vuelto al agua tras cambiar su quilla, combinará la vela latina con un motor eléctrico y placas solares
JULIO GONZÁLEZ

El llaüt 'El Único', construido en 1921, volvió ayer al agua tras someterse a una puesta a punto. Esta embarcación centenaria de madera pertenece a una familia de larga tradición marinera del barrio del Molinar. Sus armadores actuales son Sebastià y Mariona Amengual, hijos de Jaume Amengual.


SUSCRÍBETE

“El Único” era una de las embarcaciones emblemáticas del club Marítimo del Molinar. Cada año era la encargada de portar a bordo la imagen de la Virgen de Nostra Senyora del Remei en la procesión marinera que se celebra en el mes de agosto.



Su antiguo propietario, ya mayor, no podía mantener la embarcación y Jaume Amengual, patrón amante de la vela tradicional, experto en pesca, formador en el mantenimiento y reparación de embarcaciones y que viene de una familia con una larga tradición marinera, decidió hacerse cargo de la misma.



El llaüt fue sometido a una importante refit y se botó de nuevo el pasado año. Este invierno volvió al varadero para cambiar su quilla con la ayuda de Manolo Martínez, que ha realizado todo el trabajo de carpintería, y ayer fue puesto en el agua del puerto de Cala Gamba.



Pero los trabajos a bordo no han concluido pues la próxima semana el llaüt estrenará un nuevo motor eléctrico que evitará el consumo de combustibles fósiles. Jaume Amengual remarca que el cambio del antiguo motor de gasoil por el nuevo “evitará olores y contaminación”.



Amengual explica que ha estado navegando un año a vela latina sin motor, algo que no supone un problema para un patrón experimentado como él, pero que ahora va a instalar un motor eléctrico para que la familia y amigos puedan navegar de forma más cómoda.



Más adelante añadirá también unas placas solares para alimentar el motor. Jaume Amengual asegura que “las placas no afectarán a la estética tradicional de la embarcación porque estarán disimuladas y el peso tampoco será un problema pues el motor viejo pesaba 300 kilos, mientras que el nuevo tan solo 20”



El propulsor eléctrico será instalado por Ocean Observer, una empresa que fue galardonada con el Premio Timón 2019 por la botadura del Hybo39, una embarcación solar y eléctrica íntegramente construida en Mallorca.



Ocean Observer ha aportado el motor con el objetivo de hacer visible que la movilidad eléctrica es una realidad y también como alternativa de renovación incluso para embarcaciones de corte tradicional.