DESESCALADA

Persisten las limitaciones a la navegación de la Fase 1

Las empresas de chárter podrán alquilar a clientes locales, pero se mantiene la restricción de las 12 millas dentro del mismo municipio

JOSÉ LUIS MIRÓ

Una instrucción del Govern balear, hecha pública hoy por la Dirección General de Puertos y Aeropuertos, mantiene las restricciones a la navegación de recreo vigentes en la Fase 1 del plan de desescalada, si bien autoriza, por fin, el alquiler de embarcaciones a clientes locales.


SUSCRÍBETE

Las empresas de chárter celebran la medida pero insisten en que apenas habrá movimientos mientras perdure la cuarentena obligatoria de dos semanas para los turistas procedentes de fuera de España. Estos negocios, de los que depende en buena medida la salud de la economía vinculada a la náutica de recreo, permanecerán prácticamente parados hasta el 1 de julio.



Las asociaciones de navegantes confiaban en una mejora de las condiciones para la navegación, pero el cambio de la Fase 1 a la 2 apenas ha conllevado cambios.



El punto 4 de la instrucción de Ports IB señala que no podrá superarse el 50% del despacho de la embarcación, salvo cuando se trate de personas que compartan vivienda, y en ningún caso sobrepasar la cifra de 10 tripulantes.



La navegación sigue limitada entre puertos de un mismo municipio y a no más de 12 millas desde la instalación donde tenga su base o amarre el barco. Asimismo, solo se podrán utilizar rampas controladas y las restantes (S’Estanyol, Barcarets, Sant Elm i Es Coto) será necesario solicitar un permiso previo.



Las visitas  a los barcos siguen restringidas a una persona por barco.