CORONAVIRUS

El colapso del mando único retrasa la desescalada en la náutica

La Dirección General de la Marina Mercante tiene redactada una orden que amplia el número de tripulantes por milla y el límite de navegación de 12 millas desde el puerto de base
JOSÉ LUIS MIRÓ

La Asociación de Navegantes de Recreo (Anavre) atribuye al colapso del mando único el retraso de la desescalada de la náutica balear, donde, según adelantó ayer Gaceta Náutica, persisten las mismas restricciones que en la Fase 1, a excepción de la autorización para desarrollar la actividad de chárter náutico emanada de una instrucción del Govern balear.


SUSCRÍBETE

“A pesar de que existe una orden ya redactada y acordada entre la DGMM y los distintos responsables autonómicos de la navegación recreativa, la asunción de mando único en la coordinación del proceso de desconfinamiento por parte del Ministerio de Sanidad está retrasando su publicación  y consiguiente entrada en vigor”, señala Anavre en una nota.



El problema –añade la asociación nacional  de navegantes de recreo– no parece ser de voluntad política, sino de “incapacidad material de hacer frente en tiempo y forma a la avalancha de normativa que precisa de aprobación y que parece ser que ha desbordado al equipo del Ministerio de Sanidad”.



La nueva orden, al parecer, prevé un aumento de la cantidad de personas que podrán navegar, así como una ampliación de los límites impuestos al recorrido de las travesías autorizadas, desapareciendo el límite actual de 12 millas desde el puerto base.