PUERTOS

TRANSPORTES

Se reducen las escalas en Formentera por motivos medioambientales

Govern, Consell y APB admiten el incremento vertiginoso del tráfico marítimo en Formentera desde 2013. Gaceta Náutica alertó ya en 2017 que la masificación de embarcaciones y el exceso de velocidad de los ferrys suponían un peligro para la navegación en uno de los destinos idílicos del Mediterráneo.
JULIO GONZÁLEZ

El Govern, el Consell de Formentera y la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) anunciaron ayer una reducción de escalas en el puerto de La Savina por motivos medioambientales, de seguridad y de optimización del servicio.


GrupoBarco

Las administraciones públicas proponen una reducción de escalas de un 30% en base a un estudio sobre la operativa marítima en el puerto de la Savina elaborado por la Universidad Politécnica de Madrid por encargo por la APB.



De esta forma, se pasaría de salidas cada 30 minutos a salidas cada 60 minutos y de un máximo de 97 escalas que se pueden registrar en verano (mes de agosto) se registraría un máximo de 68.



Gaceta Náutica denunció en un reportaje publicado en 2017 el exceso de tráfico de embarcaciones de alta velocidad destinadas al transporte de pasajeros entre Ibiza y la pitiusa menor. En aquel verano se registraban una media de 67 trayectos entra las dos islas ya ya se apreciaba saturación pero el auge del turismo en Formentera, a donde cada día llegan por mar miles de turistas y trabajadores, había disparado las escalas a cerca de 100.



Tal y como se adelantaba en esa información, la vorágine de entradas y salidas se debe más a la intensa competencia entre las empresas de transporte que a la demanda real de tráfico. El informe elaborado por la Universidad Politécnica de Madrid así lo confirma pues los grados de ocupación de los buques que operan en el puerto de la Savina son del 31,06% para el mes de agosto, del 22,92% para el mes de septiembre y el resto inferior al 20% para los demás meses estudiados. El exceso de tráfico ha provocado algunos incidentes como el acontecido el pasado verano en el dos buques estuvieron a punto de colisionar.



Se debe tener en cuenta que el canal marítimo que une Ibiza y Formentera forma parte del parque natural de Ses Salines, un espacio que engloba un conjunto de hábitats marinos con valores ecológicos, paisajísticos, históricos y culturales de primer orden, que se ve afectado por el continuo trasiego de embarcaciones.



CONCLUSIONES DEL ESTUDIO



El estudio señala que el tráfico marítimo en la línea Ibiza-la Savina ha sufrido un incremento vertiginoso desde el año 2013, pasando el puerto de la Savina de un total de 11.461 escalas en 2013 a 18.563 escalas en 2017, y hasta 22.181 escalas en 2019, correspondientes a buques de línea regular, es decir, sin contar con las excursiones.



El horario de entradas y salidas se concentra entre las 9.30 y las 13.00 horas (por la mañana), y entre las 16.30h y las 19.00 horas (por la tarde). Esto da lugar a concentraciones de operaciones portuarias que llegaron a programar el pasado verano hasta ocho entradas y salidas simultáneas de barcos de línea regular, cuando el número de atraques disponibles es cinco.



La APB se ha propuesto que el reparto de las frecuencias se consensue con las navieras que operan estos trayectos. El objetivo es que en el plazo de una semana o diez días se puedan haber acordado ya los criterios de distribución de las frecuencias con las compañías. En principio, se plantea una distribución de los slots atendiendo el histórico de servicio de cada una de las compañías.