MEDIO AMBIENTE

MEDIO AMBIENTE

Los anzuelos ponen en peligro la supervivencia de las tintoreras

La ONG Shark Med ha puesto en marcha un estudio sobre los tiburones en Baleares para observarlos en su hábitat natural con cámaras remotas. La mitad de los escualos grabados presentaba anzuelos de palangre clavados
M.P.

La pesca accidental por palangre de superficie compromete la supervivencia de las tintoreras y otras especies de tiburones. La ONG Shark Med lleva dos años diseñando un innovador sistema de video submarino remoto que permite observar tiburones. Las primeras imágenes obtenidas muestran cómo el 50% de las tintoreras grabadas presenta anzuelos clavados arrastrando largos sedales, algunos con restos de redes y vegetales.


Club de Mar

Encontrar tiburones suele ser difícil, debido a su baja densidad de población y a que son especies pelágicas que viven en alta mar, muy lejos de la costa. Para continuar con este estudio, Shark Med ha firmado un acuerdo de colaboración con la Fundación Marilles de un año de duración y que incluye una dotación económica de 30.000 euros.



Las cámaras remotas -situadas a kilómetros de distancia de la costa- permiten la observación directa de los tiburones en su hábitat natural. El objetivo es conocer mejor estos animales y su estado de conservación actual; así como cambiar su distorsionada mala reputación que ha eclipsado la verdadera situación de vulnerabilidad en la que se encuentran.



El presidente de Shark Med, Agustí Torres, ha explicado que “el objetivo principal del proyecto es proporcionar, mediante los datos científicos, las herramientas necesarias para concienciar sobre la importancia de la recuperación y conservación de los escualos, así como para promover el desarrollo sostenible de las actividades que más les afectan, exigiendo cambios reales y concretos en la pesca, por ejemplo”.



Aniol Esteban, director de la Fundación Marilles ha destacado que “un mar con tiburones es un mar en buen estado de conservación. La protección de estas especies es una prioridad para Marilles y Baleares puede jugar un papel clave para liderar su conservación en el Meditérraneo. El único miedo que hay que tener a los tiburones es a su extinción”.



Una especie amenazada



Los tiburones juegan un papel vital para la buena salud de los ecosistemas marinos, asegurando el equilibrio de la cadena alimentaria. Las tintoreras han sido declaradas por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) como una “especie en peligro” en el Mediterráneo. Aún así, la legislación vigente de nuestro país no los contempla como “especie protegida”.



Otros tiburones de alta mar anteriormente comunes como el tiburón martillo, el marrajo o el zorro se encuentran ahora gravemente amenazados. Esto de debe principalmente a la pesca de palangre de superficie dirigida al pez espada o al emperador. En Baleares este tipo de pesca solo la practica la flota peninsular – principalmente de Carboneras- en aguas exteriores; aunque hace unos días el Govern Balear denunció la presencia de un palangre de superficie en aguas interiores.



Los tiburones son particularmente vulnerables a la presión pesquera, puesto que son especies de crecimiento lento, tardan en alcanzar la madurez sexual y tienen una baja fecundidad.



El palangre de superficie es la principal causa de muerte de las tintoreras y otras especies de tiburones. Las tintoreras son capturadas de forma accidental (bycatch) aunque existe un mercado para su comercialización. España es el país europeo líder en importación-exportación de carne de tintorera de la UE.  Aún así, no se dispone de información suficiente sobre el volumen de tintorera capturada por la flota de palangre en el Mediterráneo.



Shark Med y la Fundación Marilles reclaman al Gobierno de España medidas de protección entre los que se encuentran la redacción de un plan nacional para la conservación de tiburones en el Mediterráneo, la mejora del conocimiento sobre la actividad de la flota pesquera y la implementación de medidas para reducir la mortalidad de los tiburones.



Además, la entidades conservacionistas solicitan al Govern Balear un plan para la conservación de tiburones y rayas que cuente con la colaboración del sector pesquero, la declaración de las islas como zona de “no consumo de tiburones” y la declaración de las aguas del mar Balear libres del palangre de superficie.



Atractivo turístico



En algunos destinos turísticos, como las Maldivas o el Caribe, la presencia de tiburones supone un atractivo importante para la economía local. En las Islas Canarias existe un turismo de buceo relacionado con los angelotes y las rayas. De hecho, un estudio (Pew, 2009) calculó que la presencia de estas especies atrae un mínimo de 3 millones de euros y genera casi 100 puestos de trabajo. En el País Vasco también existe el club Mako Pako que organiza salidas para bucear con tintoreras.



En Baleares se podrían replicar algunas iniciativas parecidas a las que existen en Canarias u otros territorios, pero esto requiere un programa sólido de investigación y protección de estas especies. Para ello, las políticas de reactivación económica deben poner el mar en el centro y entender que la conservación del mar es clave para la prosperidad de Baleares.