SECTOR NÁUTICO

BOTÓN DE ANCLA

Faltan 7.000 amarres

El Pacte insiste sin ruborizarse en el milagro de los panes y lo peces. El Estudio de Demanda elaborado en 2015 señalaba que en las Islas Baleares se requeriría esa cifra de nuevos puestos de atraque de aquí al 2025
Antonio Deudero

Ya se va consumando. En su hoja de ruta el Pacte va impidiendo la poca capacidad de crecer que mantenía hasta ahora el sector portuario. Ellos a lo suyo en materia turística, de la construcción y también –cómo no– en el sector náutico. Así con todo lo que tenga capacidad de crecer económicamente.


Medusa Sail

Ya lo titula el artículo de GN de este pasado 18 de junio: «No habrá más puertos ni ampliaciones en Baleares. El Plan General de Ports IB, que está en fase de consulta pública, pretende crear amarres dentro de las dársenas existentes y potenciar las marinas secas». Así se concluye del Plan General de Puertos que ha estado estos días en exposición pública.

Con todo y con eso el Pacte insiste sin ruborizarse en el milagro de los panes y lo peces. Y es que según ellos, aplicando sus premisas, los gestores actuales –marinas y clubes náuticos– son unos incompetentes: son incapaces de añadir 7.000 embarcaciones adicionales en los puertos tal y como están. Por eso el Pacte va a aprobar un Plan General de Puertos que va a meter a todo el mundo en vereda y ya verás... «Se van a enterar».



Digo esto porque recuerdo el Estudio de Demanda, de 2015. Nos entregaron el último borrador en mayo de aquel año, justo antes de las elecciones y del cambio de gobierno autonómico. Era el núcleo de lo que tendría que tenerse en cuenta luego para confeccionar el Plan General de Puertos Autonómico. Ese estudio decía que en Baleares hay una demanda de nuevos amarres, de aquí al 2025, de más de 7.000 peticionarios. Sí, sí, no me lo invento.



Aquel estudio tenía previsto además, para poder atender esa demanda, alguna nueva construcción, así como ampliaciones en territorio balear, buscando causar el menor impacto posible con un crecimiento sostenible. Al tiempo todo ello se completaba con el impulso de marinas secas y «puertos de interior», donde poder tener las embarcaciones de pequeña y media eslora, en seco, como embarcaciones remolcadas.



Pero para ello hacía falta un trabajo de campo muy importante, que el Pacte no ha hecho en estos ya cinco años de gobierno: se necesitaba una labor de coordinar con los consells insulares y ayuntamientos la consolidación de terrenos en sus planificaciones urbanísticas. 



Y hete aquí que el Pacte dice en Ports lo contrario que ha dicho a nivel insular: Ports quiere impulsar las marinas secas al tiempo que el Consell de Mallorca –por ejemplo– las prohíbe y rechaza. Es increíble, pues el político nos miente con ese titular que lanza de «voluntad de impulsar marinas secas», cuando lo cierto es que las están vetando allá donde se proponen. También me sorprende que ningún periódico generalista de Baleares haya caído en la cuenta, pues no he visto nada publicado al respecto.



Y me sorprende también, de verdad lo digo, que todo esto está pasando con el silencio cómplice de buena parte del sector. El Pacte viene sacando la navaja trilera para con ellos para abrir bien la barriga de la red portuaria y con su resultado pagar así otros gastos del Govern (más de 10 millones de euros la última vez) y seguir con la fiesta del gasto y despilfarro.

Ya veremos cómo acaba todo esto. Pero ya les adelanto que pintan bastos para el sector náutico y para los aficionados a la mar. Ya lo verán, guarden este breve artículo. No podrán decir que no estaban avisados.