CRUCERO

COMPETICIÓN

Dídac Costa supervisa en Mallorca los trabajos en su barco para la Vendée

El navegante oceánico tiene previsto montar la embarcación a finales de este mes para encarar las 2.000 millas de calificación en agosto
JULIO GONZÁLEZ

El navegante oceánico Dídac Costa estuvo el pasado 30 de junio en Mallorca supervisando los trabajos de mejora de la embarcación con la que el encarará su segunda Vendée Globe el próximo mes de noviembre de Les Sables d’Olone. El deportista catalán, único español junto a José Luis de Ugarte que ha conseguido terminar la vuelta al mundo en solitario y sin escalas, cuenta con el apoyo de un grupo de empresarios mallorquines especialistas en reparación y mantenimiento de embarcaciones. 


GrupoBarco

Costa visitó las instalaciones del Grupo Barco en el polígono de Can Valero de Palma, donde se están poniendo a punto todos los sistemas hidráulicos de la embarcación, y aprovechó la ocasión para agradecer el soporte de sus mecenas baleares, sin los que hoy por hoy sería imposible estar en la línea de salida de la regata más extrema del mundo, consistente en circunnavegar el globo por los cabos de Buena Esperanza (África), Leeuwin (Australia) y Hornos (América).



El regatista espera que su embarcación de la clase IMOCA 60 (un modelo del año 2000 que ya ha dado cuatro vueltas al mundo) esté montada y lista a finales de julio: “La idea es realizar las 2.000 millas de calificación en el mes de agosto y después afinar el barco hasta la fecha de salida”.



En los talles se Grupo Barco en Mallorca se ha realizado todo el repaso de la hidráulica de la embarcación. Se ha desmontado la quilla y el bulbo, algo que exigía la organización, y se han cambiado los rodamientos del timón y los pistones de la quilla. Estos trabajos están orientados a aumentar la seguridad del barco.



Dídac Costa considera que la salida de la Vendée Globe se debería hacer con público porque es uno de sus principales alicientes aunque remarca que habrá que adaptarse y “limitar al aforo a lo que digan las autoridades sanitarias”.



El navegante explicó que en su segunda Vendée Globe el objetivo es mejorar. “Quiero ir más rápido, poder apretar más al barco y conseguir un buen resultado”, señaló.