CONSULTORÍA

Seguridad en la era Covid

JOSÉ MARIA GILGADO*

Las normas ISO 9001 de sistemas de gestión de calidad, o las ISO 14001 de gestión ambiental, son probablemente las más conocidas en cualquier sector, puesto que hay numerosas empresas que han obtenido su certificado por los beneficios que les reporta (mejora la imagen de la organización, se obtienen más puntos en licitaciones públicas, asegura el cumplimiento de la legislación...). Pero con la llegada de la pandemia del Covid-19 ha surgido una nueva necesidad, la de garantizar a todos los grupos de interés (trabajadores, turistas, usuarios...) que se han tomado las medidas oportunas de higiene para asegurar un entorno seguro.



Por ello, la Secretaría de Estado de Turismo publicó hace semanas la «Guía de medidas para la reducción del contagio por el Covid-19 para las Instalaciones náutico-deportivas y actividades náuticas».



Para su elaboración participaron el Comité de Técnicos constituido por el ICTE en colaboración con la Asociación Nacional de Empresas Náuticas, la Confederación Española de Asociaciones de Clubes Náuticos, la Asociación Española de Grandes Yates, la Asociación de Navegantes de Recreo, la Federación Española de Asociaciones de Puertos Deportivos y Turísticos y otras organizaciones de la náutica de recreo y turística. Coordinado por la Secretaría de Estado de Turismo, las Comunidades Autónomas y la FEMP, por lo que se puede decir que ha contando con el consenso y la experiencia del sector.


Fan not

Además, la Asociación Española de Normalización, transpuso esta guía en la norma UNE 0066-15, que establece las directrices y recomendaciones para la reducción del contagio por el coronavirus SARS-CoV-2 en el sector nautico deportivo.



Una vez implantados los requisitos de la norma, se puede optar a la consecución del sello «Safe Tourism Certified» como marca de garantía y certificación de la implantación del Sistema de Prevención de Riesgos para la Salud frente a la COVID-19, tras superar una auditoría por parte de una empresa certificadora (AENOR, SGS, BVQi...).



La guía y la norma incluyen medidas de carácter general sobre distancia de seguridad, higiene y limpieza, equipos de protección para trabajadores, así como directrices específicas para cada uno de los subsectores náuticos (escuelas, centros de formación, reparación y mantenimiento de embarcaciones, clubs náuticos, entre otros).



Actualmente, en el sector hotelero y en el de parques de ocio estas certificaciones están teniendo bastante éxito, veremos si ocurre lo mismo en el sector náutico. La norma no es muy complicada de implantar, pero si se quiere pasar la certificación con garantías es recomendable pedir ayuda a un consultor de gestión que ayude a la organización en la redacción e implantación de los protocolos y en la preparación para la auditoria externa.



Disponer de un reconocimiento al trabajo bien hecho en materia de seguridad e higiene y que cumple con los requisitos legales y recomendaciones de las autoridades, hace que los clientes y usuarios se sientan más tranquilos y sea un argumento de peso entre diferentes opciones de compra.



*Consultor experto en sistemas de gestión certtificables en consultoriainnovadora