VELA LIGERA

CORONAVIRUS

La RFEV se lava las manos con el nacional de Optimist: “Cada participante es libre de acudir”

La Federación Balear califica de “irresponsabilidad” la organización de la regata a finales de mes en Murcia tras los rebrotes de Covid-19 en diferentes puntos de España
JOSÉ LUIS MIRÓ

La Real Federación Española de Vela (RFEV) asegura que el Campeonato de España de Óptimist cuenta con un “protocolo sanitario muy estudiado” aprobado por las autoridades murcianas y, por tanto, no contempla la posibilidad de suspender la regata, tal y como ha solicitado el presidente de la Federación Balear de Vela (FBV), el médico Chimo González-Devesa, tras la aparición de nuevos brotes de Covid-19 en diferentes partes del país.



A raíz de estos episodios se han reforzado las medidas de contención de la pandemia en varias comunidades. El Gobierno de Baleares ha decretado la obligación de usar mascarilla en los espacios públicos a partir de mañana sábado, so pena de multa de 100 euros para quien incumpla la norma.


Fan not

La situación, sin embargo, no parece preocupar a la RFEV. Una portavoz autorizada del máximo órgano de la vela española señala, en respuesta a las manifestaciones de González-Devesa, que en Baleares y otras comunidades “se han puesto en marcha regatas tanto de crucero como de vela ligera”, incluido el Campeonato de Andalucía de Óptimist. La postura del organismo que preside Julia Casanueva sobre el nacional de esta clase, cuya disputa está prevista entre el 27 y el 2 de agosto en las instalaciones de la Asociación Náutica-Deportiva Juan Montiel de Murcia, es que “cada participante es libre de acudir o no”.



La territorial balear calificó ayer de “irresponsabilidad” organizar un campeonato en el que participarán 150 niños de toda España y que también reunirá durante seis días a los padres y entrenadores de los regatistas. Las Islas Baleares están representadas en la prueba por 20 deportistas de siete clubes náuticos.



Chimo González-Devesa remarcó, en una carta dirigida a Casanueva y a los comités técnico y de competiciones de la RFEV, que es muy difícil controlar que los niños mantengan las distancias: “Si a esto le sumamos el resto de personal (padres, entrenadores, técnicos…), tendremos un acumulado de 250-350 personas en contacto estrecho en todos los actos que se realicen y en las salidas y llegadas a puerto”.



Las regatas celebradas en Baleares a las que alude la RFEV a modo de descargo preventivo han reunido a muchos menos participantes que el Campeonato de España de Optimist y han contado, mayoritariamente, con participación de deportistas locales.