SUCESOS

Sospechan que el cadáver de Cabo Blanco es de un inmigrante

El cuerpo no tenía cabeza y no ha podido ser identificado. Extraen muestras de ADN para incluirlas en un registro europeo de personas desaparecidas
JOSÉ LUIS MIRÓ

La Guardia Civil no ha podido identificar de momento los restos humanos hallados el pasado 5 de julio por una embarcación de recreo en las inmediaciones del Cabo Blanco.



El cadáver, según han informado fuentes del Instituto Armado, no tenía cabeza y presentaba un avanzado estado de descomposición. Se presume que podría tratarse de un inmigrante caído de una patera en algún punto sin determinar del Mediterráneo Occidental, si bien la imposibilidad de identificar los restos ha impedido avanzar en la investigación y confirmar este extremo. El hecho de que estuviera decapitado se atribuye al “mucho tiempo que llevaba en el mar”.


GrupoBarco

El procedimiento habitual en estos casos consiste en realizar la autopsia del fallecido y extraer muestras de ADN que luego son incluidas en un registro europeo de personas desaparecidas. Hasta el momento no se ha obtenido ningún resultado.



El hallazgo se produjo en la mañana del 5 de julio cuando una embarcación de recreo que navegaba al sur de Mallorca avistó un “objeto” flotando. La tripulación se aproximó y comprobó que se trataba de restos humanos, por lo que dio inmediato aviso a la Guardia Civil. Una lancha de la Benemérita se desplazó a la zona para recuperar el cadáver y desembarcarlo en el puerto más cercano, desde donde fue trasladado al depósito del Instituto Anatómico Forense.