SECTOR NÁUTICO

INVESTIGACIÓN

Juan Gual acude a trabajar con normalidad tras recibir el respaldo de la presidenta Armengol

La presidenta reitera que el Govern no hará nada hasta que disponga de "toda la información" del caso APB, que permanece bajo secreto
J.L. MIRÓ

El presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares, Juan Gual de Torrella, detenido el pasado viernes en el curso de una operación de la Fiscalía Anticorrupción y liberado con cargos en la madrugada del sábado, acudió hoy a su puesto de trabajo con total normalidad tras ser respaldado públicamente por la presidenta balear, Francina Armengol, quien manifestó que el Ejecutivo esperará a tener “toda la información” antes de tomar una decisión.


Astilleros Llompart

El Govern lleva varios días apelando a la “falta de información” para no mover ficha y respaldar de facto al presidente de la APB, al que se imputan delitos de prevaricación, fraude y malversación, y al que algunas informaciones periodísticas vinculan con la supuesta adjudicación de concesiones a sus acreedores.



La jueza que investiga el caso, Martina Mora, titular del Juzgado de Instrucción Número 3, mantiene la causa bajo secreto, a fin de no entorpecer la labor de la Policía Judicial de la Guardia Civil y evitar la destrucción de pruebas o manipulación de testigos. En estas circunstancias ni siquiera los representantes legales de los imputados conocen los hechos objeto de las pesquisas, menos aún el Ejecutivo balear, que ya ha dejado claro que no pedirá dimisiones ni destituirá a Gual mientras perdure esta situación.



La Guardia Civil procedió el viernes de la pasada semana a la detención de Juan Gual (presidente de la APB), Miguel Puigserver (vicepresidente), Juan Carlos Plaza (director), Armando Parada (jefe del área de obras) y Fernando Berenguer (jefe del área de explotación). Todos ellos quedaron en libertad con cargos tras asistir al registro de la sede del ente portuario en Palma y hoy han ido a trabajar “como un día normal”. El operativo policial se incautó de una gran cantidad de información y realizó copias de los discos duros de los ordenadores de varios departamentos.



Además de la cúpula de la APB, formada por los cinco arrestados, ha sido imputada en el caso la jefa de la Abogacía del Estado en Baleares, Dolores Ripoll, quien alcanzó cierta notoriedad pública durante el juicio del caso Noos por argumentar que “Hacienda no somos todos” en defensa de la Infanta Cristina de Borbón. Ripoll ha dado cobertura legal a todas las concesiones otorgadas por la Autoridad Portuaria de Baleares en los últimos años, si bien, al igual que el resto de implicados en el caso, no ha trascendido un solo dato desde la investigación sobre los supuestos delitos que se le imputan.