SECTOR NÁUTICO

CORRUPCIÓN

El consejo de la APB tratará el concurso de un puerto en Formentera

Primera reunión del máximo órgano de decisión de Puertos tras la operación en la que fue detenido su presidente. Los consejeros que lo deseen podrán asistir presencialmente
J.L. MIRÓ

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) de mañana, miércoles 29 de julio, tratará en su punto 5 la salida a concurso de un puerto deportivo en Formentera al que se han postulado cuatro empresas, entre ellas Desarrollos Concesionales Insulares (Decoin) y Formetera Mar. Sera la primera reunión del máximo órgano de los puertos de interés general de Baleares tras la operación policial en la que fueron detenidos y luego puestos en libertad con cargos el presidente y vicepresidente de la institución, Juan Gual y Miguel Puigserver, respectivamente, y otros tres funcionarios.



La APB ha rectificado y, tras convocar el encuentro de forma virtual, según informó ayer este periódico, permitirá que los consejeros que lo estimen oportuno asistan presencialmente.  



Decoin obtuvo una de las concesiones investigadas por la Fiscalía después de que la APB rechazara prorrogar el contrato de Formentera Mar. Diversas informaciones periodísticas, aparecidas en los diarios Última Hora y Diario de Mallorca, relacionan esta adjudicación con una deuda privada de Juan Gual.



El encuentro se prevé tenso después de que dos de los partidos que dan soporte al Govern de Francina Armengol, Més y Podemos, hayan reclamado la destitución, al menos temporal, de Juan Gual. Hay gran expectación por saber qué dirá el presidente y la reacción de algunos consejeros, como Antoni Alorda (Més), presidente de la Comisión de Medio Ambiente de les Illes Balears, quien se ha mostrado abiertamente partidario de que Gual sea apartado de su cargo. 


Astilleros Llompart

La acción judicial del caso APB se ha centrado de momento en la cúpula del ente portuario, pero a los consejeros no se les escapa que las resoluciones que han validado en los últimos años (algunas de las cuales están bajo sospecha) han sido propuestas del presidente que venían avaladas por los informes técnicos y por la jefa de la Abogacía del Estado en Baleares, Dolores Ripoll, quien ejerce de asesora para el consejo y que ha sido imputada en el sumario, según adelantó en primicia el diario Ultima Hora. Los miembros de este órgano, en definitiva, han confiado en el buen hacer y criterio de la cúpula directiva presidida por Gual de Torrella.



Uno de los consejeros ha señalado hoy ante varios testigos que lo habitual es recibir el orden del día con muy poca antelación, y los expedientes apenas unas horas antes del inicio de la reunión, lo que hace “materialmente imposible” analizarlos. Hasta la fecha ha existido un voto de confianza de los miembros del consejo que ahora se ve sometido a “serias dudas” fruto de la intervención judicial. La inmensa mayoría de las decisiones se han tomado por unanimidad y cuando eso no ha ocurrido, como en el caso de la polémica tasa al sector de la reparación de embarcaciones, a la que se opusieron las patronales CAEB y APEAM, y sobre la que se abstuvo la Cámara de Comercio, el presidente ha mostrado su enfado y ha criticado la falta de “lealtad institucional”.  



El consejo de administración de la APB está formado por las siguientes personas (ver composición) y tiene un coste anual en dietas de 134.000 euros por una docena de reuniones.