HISTORIA, PATRIMONIO, LITERATURA

PATRIMONIO

Incendio en el histórico velero Bon Temps (1926), construido en Mallorca

Las llamas han afectado a la cabina pero por fortuna no se han propagado a la sala de motores
MALLORCA PRESS

La embarcación clásica Bon Temps, construida en 1926 en Mallorca, ha sufrido un incendio esta madrugada en su amarre del Club Nàutic el Balis.



El fuego ha afectado a la sala de la mesa de cartas, la cocina y el baño, y se han roto dos ventanas y varios porticones. No ha habido que lamentar daños personales dado que en el momento del siniestro no había nadie a bordo. El propietario de un barco vecino ha dado aviso a la marinería, que  ha sofocado las llamas con ayuda de los bomberos.


Astilleros Llompart

El Bon Temps es un queche de madera que fue construido por Pere Nicolau Mandilego en 1926 para el bisabuelo de su actual propietario, Santi Godó, quien ha garantizado que los desperfectos, aunque aparatosos, no impedirán que la embarción vuelva a navegar.



"Ha sido un milagro que el fuego no se propagara a la sala de motores, cuya puerta de acceso a resultado prácticamente intacta", ha explicado Godó. 



El armador sospecha que el fuego podría haberse declarado al estallar un cargador de baterías, pero está pendiente del informe de los peritos.



La familia Godó lleva varios años trabajando en la restauración del Bon Temps con la intención de devolverlo a su estado original. El barco es un habitual en las regatas de clásicos, donde compite en la categoría de barcos de Época (botados antes de 1950). Monta aparejo de cangreja con escandalosa en el palo mayor. Santi Godó acostumbra a navegar acompañado de su mujer y sus hijos, y es un apasionado del patrimonio marítimo.



Los Godó son conocidos en Cataluña por la obra social que desarrollan en una casa de acogida en el barrio de pescadores de la Barceloneta.


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.