PIRAGÜISMO

COMPETICIÓN

El piragüismo balear triunfa en el selectivo nacional

Alicia Heredia, Sete Benavides y Toni Segura se cuelgan el oro y obtienen el pasaporte para la Copa del Mundo de Hungría
MALLORCA PRESS

Las adversas condiciones debido al oleaje y al viento han añadido dificultad a la última jornada del selectivo nacional de piragüismo clasificatorio para la Copa del Mundo de Esprint 2020 (Hungría, 25 a 27 de septiembre), disputado en el campo de regatas de Verducido (Pontevedra).


Fan not

Hoy se han clasificado Alicia Contreras y Roi Rodríguez, ambos en K1 500; Laia Pelachs-Begoña Lazkano y Roi Rodríguez-Albert Martí en K2 500, y en canoa: David Barreiro en C1 1.000; María Corbera en C1 500; Antía Jácome-Antía Otero en C2 500, y Toni Segura -Sete Benavides (Real Club Náutico Port de Pollença) en C2 500.



Ayer lo hicieron Juan Oriyés en K1 200; María Corbera, Antía Jácome y Sete Benavides en C1 200, y Paco Cubelos e Iñigo Peña en K2 1.000 metros, y en la primera sesión Sara Ouzande y Lara Feijoo, también Paco Cubelos y Roi Rodríguez en K1 y Cayetano García y Adrián Sieiro en C2.



El pontevedrés Roi Rodríguez, del Kayak Tudense, se ha adjudicado la victoria en la final de K1 500 metros, que le asegura la plaza para Szeged,la ciudad húngara en la que hace dos años batió la mejor marca de esta prueba.



En K1 500 mujeres, la balear Alicia Heredia (Real Club Náutico de Palma) ha amarrado la plaza imponiéndose a Isabel Contreras (Los Delfines), segunda, y Miriam Vega (Grupo Covadonga), tercera.



"Para mí, esta victoria ha sido cómo sacarme una espinita que tenía clavada hace un par de años, en que tenía el 500 un poco atravesado -declaró Alicia Heredia-. Es el primer año que estoy fuera del equipo nacional y he trabajado como nunca. Le dedico el triunfo a mi hermano Agustín, que ayer se casó; este es mi regalo de boda. La victoria ha estado en no pensar en las condiciones que había y tirar para adelante, porque ha habido momentos en que las rachas de viento te tiraban el barco: pero bueno, lo que he hecho ha sido seguir y seguir, y ser muy cabezona".



En C2 500 los baleares Toni Segura (Pollença) y Sete Benavides (UCAM) han logrado el éxito, ganando a la joven pareja de campeones gallegos Pablo Graña y Manuel Fontán y a Pablo Martínez e Ignacio Calvo, segundos y terceros.



Benavides ha manifestado: "El día ha estado bastante complicado, sobre todo por el viento y el oleaje, con mucho rebote de olas. Al paso por los 300 metros perdimos el equilibrio; pensábamos que íbamos a ir metidos en regata pero menos mal que los últimos 200 metros yo he llegado mucho más holgado de lo que me pensaba y le hemos apretado al final, cosa que no solemos, pero hoy ha habido que cambiar la estrategia".



Segura, por su parte, ha declarado: "Esta victoria sabe a mucho esfuerzo, a parones y volver a empezar. No sabíamos al final si se iba a celebrar la prueba con el tema de la pandemia y, ya al final, sabe a gloria porque también con este tiempo que estaba hoy se ha hecho muy complicado".