SECTOR NÁUTICO

PUERTOS

El vicepresidente de la APB investigado convoca un consejo para rechazar el recurso del Molinar

Miguel Puigserver presentará a continuación su renuncia e instará a los consejeros a que elijan un sustituto  

JOSÉ LUIS MIRÓ

Miguel Puigserver, vicepresidente de la Autoridad Portuaria de Baleares (APB), investigado a raíz de la operación de Fiscalía Anticorrupción en este organismo público, ha convocado mañana jueves un consejo de administración extraordinario en el que propone la desestimación del recurso presentado por el Club Marítimo del Molinar de Levante (CMML) contra la aprobación de los pliegos del concurso de sus antiguas instalaciones y, a renglón seguido, su sustitución en el cargo.


Astilleros Llompart

Gaceta Náutica intentó recabar ayer la confirmación de la convocatoria de este consejo a través de la oficina de comunicación de la APB, sin obtener respuesta oficial. Fuentes internas del ente han informado esta mañana de que Puigserver ha hecho valer su condición de presidente accidental, a consecuencia de la destitución de Juan Gual el pasado 27 de agosto, para reunir a los consejeros, anunciarles su renuncia al cargo y emplazarles a que elijan un sustituto, aunque antes, siguiendo el orden del día, propondrá el rechazo a las alegaciones del Club Marítimo del Molinar.



Los miembros del consejo han recibido un dictamen del director, Juan Carlos Plaza, también imputado, avalando esta decisión. El club pidió que, dada la relevancia del caso y las supuestas irregularidades en el proceso a las que hace referencia este recurso, la resolución fuera adoptada de forma colegiada por el consejo de administración y no por el presidente (o su sustituto), a pesar de que éste tiene delegadas estas funciones.



Puigserver, presidente de la Asociación Provincial de Empresas Marítimas (APEAM), la patronal del puerto, fue detenido el pasado 24 de julio por la Guardia Civil durante los registros judiciales de las sedes de la APB de Palma, Mahón e Ibiza, y quedó en libertad con cargos. En la misma operación fueron arrestados el presidente, Juan Gual, y tres funcionarios. La investigación, en la que se están analizando miles de documentos, permanece bajo secreto de sumario.



El Govern balear apartó a Gual el 7 de agosto, si bien su destitución no fue oficial hasta el 27 de ese mismo mes. En ese periodo siguió ejerciendo las funciones de presidente, llegando a firmar la adjudicación del servicio de limpieza de los puertos de Ibiza y Formentera por valor de 866.000 euros.



De acuerdo con el procedimiento legal, el sustituto de Puigserver como vicepresidente debe ser miembro del consejo de administración. Todo apunta a que el puesto recaerá de manera interina en un político del Pacte (los socialistas Marc Pons, Rosana Morillo o Pilar Costa, o el independentista Antoni Alorda), si bien no se descarta que pueda ser el empresario vinícola José Luis Roses, persona cercana a Miguel Puigserver, y que fue nombrado por Gual para representar en la APB a la Administración General del Estado, o el capitán marítimo de Mallorca y Menorca, José Escalas, el consejero con más experiencia.