SECTOR NÁUTICO

ENTREVISTA

Álvaro Irala: «Tenemos grandes proyectos para los próximos años»

El director general de Puerto Portals anuncia que la próxima primavera finalizarán las obras de remodelación de la marina que contará con un parking subterráneo, gimnasio y nuevas áreas comerciales
Elena Pipó

Álvaro Irala Rivero es director general de Puerto Portals, una de las instalaciones náuticas más importantes de Baleares, lo que equivale a decir del Mediterráneo. Tras renovar su concesión hasta 2052, la marina inició un proceso de renovación que todavía no ha concluido, pero por el que Irala ya muestra un indisimulado orgullo. La obra más ambiciosa ha consistido en la creación de un parking subterráneo y en la reforma del varadero. Para ello ha sido necesario descender casi cinco metros por debajo del nivel del mar y utilizar maquinaria de alta tecnología. Irala describe el proceso con pasión y minuciosidad. Se nota que le gusta su trabajo, casi tanto como regatear, otra de sus grandes aficiones. No en vano, ha sido el artífice de que Puerto Portals se convierta en la base europea de la clase Dragón  a través de la reactivación del Club de Regatas Puerto Portals. 


Fan not

Pregunta.– ¿Cómo definiría la situación actual de Puerto Portals?

Respuesta.– Nos encontramos en un muy buen momento, con la tranquilidad de haber renovado la concesión hasta 2052. Ahora mismo estamos inmersos en la reforma del puerto y con muchos proyectos para los próximos años.

P.– El nuevo Puerto Portals será una realidad muy pronto. ¿Cuándo está previsto que finalicen las obras?

R.– Empezamos en 2018 con el refuerzo de la escollera, seguido de la remodelación de la zona del varadero y de la Escuela de Vela, tanto en su interior como su exterior. En estos momentos estamos con la mejora de los calados de los pantalanes principales y los testeros para dar mayores prestaciones a los barcos, aunque la obra en ejecución de mayor envergadura es la construcción de un aparcamiento subterráneo de 180 plazas sobre el que se asientan dos edificios, donde se instalarán locales comerciales y de restauración, así como espacios para dar servicios complementarios, como un gimnasio con vistas panorámicas al puerto.

P.– ¿Cuál ha sido el mayor reto de esta obra?

R.– Luchar contra el agua, cuyo nivel se ha logrado descender 4,5 metros. La obra  se ha realizado con un sistema de excavación en seco y para acometerlo, previamente, se tuvo que reforzar el talud de tierra que alcanza una altura de 25 metros. El hito más relevante fue emplear una hidrofresadora de 130 toneladas que a la vez que agujereaba, consolidaba el terreno con una inyección de hormigón. Se marcó el perímetro y se bombeó el agua durante 4 meses en un espacio de 4.000 metros cuadrados. La empresa valenciana encargada tenía experiencia con proyectos similares en Asia, Japón y Panamá. La previsión es que todo esté en marcha la próxima primavera.

P.– ¿Y qué quedará pendiente?

R.– Pondremos en marcha este invierno una serie de medidas para lograr la máxima eficiencia energética en el puerto, para que los edificios sean más sostenibles: se aislarán térmicamente los tejados, se instará alumbrado LED y fibra óptica… También se llevarán a cabo otras remodelaciones en la zona de la gasolinera y del acceso a Capitanía, y la renovación del pavimento rodado en los pantalanes principales.

P.– ¿Algún proyecto innovador?

R.– Poner en marcha el edificio Panorama, un beach club con una cubierta volada que estará  situado sobre la escollera y tendrá  una piscina. Es un diseño revolucionario de la arquitecta María Morro que ya cuenta con la aprobación de Ports de les Illes Balears.

P.– ¿Cómo está afectando la pandemia a Puerto Portals?

R.– Hemos sufrido mucho por la zona comercial. Hemos ayudado mucho a los arrendatarios, tanto económica como moralmente, para que poco a poco fueran abriendo todos los locales. Estamos impulsando un programa para reiniciar el máximo número de actividades, como el Sunset Market. El resto se servicios y suministros del puerto ya están a pleno rendimiento. Y la Escuela de Vela también, con todas las medidas de seguridad y el aforo limitado.

P.– Puerto Portals cuenta con la mayor flota de Dragones de España. ¿Cómo han conseguido esto?

R.– Ha sido una apuesta casi personal. Cuando decidimos reactivar el Club de Regatas, elegimos el Dragón por su diversidad de nacionalidades, porque en esta clase navegan figuras relevantes de la vela olímpica y participan casi todos los años en el Trofeo Princesa Sofía. Hemos creado un circuito que nos ha permitido generar actividad económica fuera de la temporada estival, de noviembre hasta abril.

P.– ¿Cuál es el calendario hasta final de año? ¿Y los proyectos para la próxima temporada?

R.– En noviembre, si la situación sanitaria lo permite, se celebrarán las Dragon Winter Series. También hemos decidido trasladar a abril del 2021 el Campeonato de Europa de Dragones, que estaba previsto celebrarse esta primavera con la participación de casi 90 embarcaciones.

P.– Portals también es una de las sedes del circuito de regatas más importante del mundo: TP52. ¿Por qué eligen año tras año este puerto deportivo? ¿Tienen alguna novedad para el año que viene?

R.– Si, la verdad, es que Portals es la sede que lleva más años de forma continuada. Sin duda, las condiciones para navegar son ideales: viento con poca ola, además de la cercanía al campo de regatas, y el trato que reciben los regatistas en tierra en un ambiente familiar. La próxima temporada queremos celebrar el aniversario de la clase TP52 y ampliaremos la participación, que es por invitación.

P.– Hace tres años retomaron las riendas de la escuela de vela municipal. ¿Cuál es el balance en este tiempo que llevan al frente?

R.– Muy positivo, ya que, gracias a la gestión de Marta Reynés, se ha conseguido ofrecer actividad todo el año y mantener un equipo de regatas. En invierno acuden a navegar los alumnos de los institutos públicos, concertados y privados de Mallorca, mientras que en verano, además de la vela, se oferta windsurf, padel, piragua, entrenamiento funcional y pilates en el mar, aqua gym…