SECTOR NÁUTICO

PUERTOS

Caso APB: dimite Puigserver y le sustituye el conseller Marc Pons

El objetivo del nombramiento del nuevo vicepresidente es garantizar el normal funcionamiento del organismo portuario hasta que se decida la nueva presidencia de la APB. Desestimada la suspensión del procedimiento del concurso del CM Molinar
M.P.

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) ha acordado nombrar a Marc Pons Pons vicepresidente de este órgano. Pons es consejero de Movilidad y Vivienda del Gobierno de las Illes Balears y miembro del Consejo de Administración de la APB en representación del Govern Balear. Marc Pons ocupará la vicepresidencia de la APB de manera transitoria hasta el nombramiento del nuevo presidente o presidenta.



En la reunión celebrada esta tarde en el puerto de Palma, el Consejo de Administración ha aceptado previamente la dimisión del hasta ahora vicepresidente, Miquel Puigserver Lloberas, quien continuará como miembro del Consejo en representación de la Asociación Provincial de Empresas de Actividades Marítimas (APEAM). Los motivos esgrimidos para presentar esta renuncia son de salud, personales y por el bien de la institución de la APB.


Fan not

Puigserver fue detenido y puesto en libertad con cargos el pasado 24 de julio durante la operación de la Fiscalía Anticorrupción en la APB, donde también fue arrestado su presidente, Juan Gual de Torrella.



El objetivo del nombramiento de Marc Pons es garantizar el normal funcionamiento del organismo portuario hasta que se decida la nueva presidencia de la APB.



En el punto anterior del orden del día se ha decidido rechazar la propuesta de suspender el procedimiento del concurso del antiguo Club Marítimo del Molinar de Levante (CMML). Esta entidad había solicitado esta medida en su recurso contra de los pliegos del concurso acordado en una anterior sesión del consejo de Administración. Fuentes jurídicas han precisado que esto no significa la denegación de la alegaciones, sobre cuyo fondo no se ha pronunciado aún la APB. La propuesta se ha aprobado por asentimiento de todo el consejo.



Los abogados del CMML consideran en su recurso que el concurso es nulo por el fraccionamiento irregular del proyecto y la dudosa legalidad de la cesión que la APB quiere hacer de parte del puerto (fuera de concurso) a la Federación Balear de Vela (FBV), una maniobra política con la que el anterior presidente, Juan Gual, apartado oficialmente del cargo el pasado 27 de agosto, pretendió aislar al Club Marítimo y dejarlo sin el apoyo de sus aliados naturales: los demás clubes náuticos y el ente regulador del deporte de la vela en las Islas. El argumento jurídico sobre este particular es que la utilización de la normativa portuaria para el otorgamiento de una cesión directa es ilegal.



En cuanto al fraccionamiento de la concesión, el CMML aduce que la APB excluyó el edificio social del proyecto de reforma del puerto y ahora, sin embargo, lo licita en lo que, a su juicio, es un claro “fraude de ley” que denota la intención de “acelerar el procedimiento de adjudicación y de inicio de las obras”, con lo que se habría evitado una posible intervención del Tribunal de Recursos Contractuales.