CRUCERO

COMPETICIÓN

El Gymir volverá a intentar batir el récord de la Regata Rei en Jaume

Una docena de embarcaciones participan en la prueba que ha zarpado hoy del Club Nàutic de Salou en una travesía de altura de 110 millas náuticas con destino a Mallorca
Julio González

Una docena de embarcaciones de crucero han tomado la salida de la XXXIV Regata Rei en Jaume que se ha dado a las 10.05 horas en el Club Nàutic de Salou. La flota se dirige en rumbo directo a Santa Ponça en una travesía de unas 104 millas de distancia. En la salida soplaba un viento del Noroeste de 10 nudos de intensiddad y el parte meteorológico apunta a que se mantendrá el Norte durante toda la prueba, lo que hace prever una rápida travesía.


Club de Mar

Entre los participantes destaca el Gymir, armado por Manuel Codina, que intentará batir el récord de velocidad de la prueba establecido en 2017 por esta misma embarcación con un registro de 16 horas y 28 minutos.



También han confirmado su presencia en la línea de salida los barcos ganadores del año pasado el “Mestral Fast” de Jaume Morell con bandera del CN Santa Ponça, y el “Majoqui” de Josep Oliva en representación del CN Salou.



Los equipos realizaron ayer el registro de participantes y pasaron los controles de seguridad y medición. Por la tarde tuvo lugar la reunión de patrones que se realizó de forma telemática para evitar los contactos entre las tripulaciones.



La mayoría de los equipos participantes son de clubes catalanes pero dos barcos mallorquines, el Mestral Fast del Club Náutico Santa Ponça y el Rossina di Mare del Reial Club Nàutic del Port de Pollença, se han desplazado hasta Salou para tomar la salida.



La Regata Rei en Jaume, organizada desde 1986 por el Club Náutico Santa Ponça, el CN Salou, y que cuenta con la colaboración de Port Adriano, Port Tarraco y los ayuntamientos de Calvià y el municipio catalán, se ha convertido en una de las pocas competiciones que se mantienen en el calendario nacional a causa de la pandemia del Covid-19.



Al ser una prueba de altura, la regata cuenta con la ventaja de que esta se celebra en un ambiente seguro como es altamar, además los clubes organizadores han extremado las precauciones sanitarias y medidas de seguridad en tierra.



Los barcos participantes, una flota integrada por barcos con certificado de medición ORC, RI, RI verificado y RI con tripulación reducida, deberán completar el itinerario que hizo Jaime I en el año 1229. Las embarcaciones navegarán durante todo el día y la noche hasta alcanzar la isla de la Dragonera, junto al islote Pantaleu, donde se ha fijado la línea oficial de llegada.



El desarrollo de la regata se puede seguir en directo a través de la página web del Club Náutico de Santa Ponça, www.cnsp.es, gracias al sistema de sailing-tracking que dota de dispositivos GPS a todas las embarcaciones participantes para que emitan una señal constante durante toda la travesía garantizando así una mayor seguridad durante el recorrido.