CRUCERO

COMPETICIÓN

Federico Waksman gana la Regata Base Mini Barcelona

El regatista uruguayo a bordo del Like Crazy consiguió el triunfo al ser el más rápido en finalizar la ruta de 400 millas que estuvo marcada por las enclamadas
M.P.

Federico Waksman a bordo de su Like Crazy consiguió la victoria en la  Regata Base Mini Barcelona – Trofeo Salón Náutico. El regatista uruguayo cruzó la línea de meta a las 4 de la madrugada del pasado domingo tras más de 400 millas de navegación.


Fan not

Por detrás del ganador de la regata coorganizada por la Fundació Navegació Ocèanica de Barcelona (FNOB) y la Federació Catalana de Vela (FCV) con la colaboración del Real Club Náutico de Barcelona (RCNB), llegó Alberto Riva con su Cellissima, que logró el segundo puesto al finalizar 12 horas después de Waksman. Giammarco Sardi del Antistene consiguió el tercer lugar con 22 horas de retraso sobre el segundo clasificado.



Cabe destacar que la mayor parte de la flota sufrió las encalmadas de las últimas 48 horas, lo que dilató los tiempos entre participantes. La mayoría de regatistas coincidieron en la dureza de la regata por las muchas horas en el mar, pero también en la belleza del recorrido por los pasos entre islas. Además, el tiempo también fue el encargado de aplazar 24 horas la primera edición de la Regata Base Mini Barcelona – Trofeo Salón Náutico.



La prueba, exclusiva para este tipo de embarcaciones, tuvo un recorrido inédito y muy técnico. Saliendo de Barcelona, la flota dejó por estribor Dragonera, Cabrera, Tagomago y Columbretes antes de regresar de nuevo a Barcelona. Se trata de un trazado de 400 millas, en solitario y sin escalas ni comunicación con tierra.



Los ministas, como se denomina a los navegantes de esta clase, tienen mucho interés en acumular millas de cara a su calificación para la Mini Transat de 2021, y, con la necesaria reducción de millas de la Mare Nostrum por las condiciones meteorológicas, las 400 millas de la regata Base Mini Barcelona cuentan mucho.



Otro detalle significativo es que los barcos navegaron con cartografía tradicional (en papel), sin motor y con total autonomía energética. La regata se pudo seguir en el tracker de la página web de la regata gracias al sistema de balizas que lleva a bordo cada participante.