SECTOR NÁUTICO

ADJUDICACIÓN

Ports IB otorga el varadero de Ciutadella a la hija de Díaz Ferrán

La comisión técnica ratifica su decisión y un informe de los servicios jurídicos del Govern da luz verde a la concesión
J.L.M.

El Consejo de Administración de Ports de les Illes Balears (Ports IB) ha adjudicado hoy la concesión del varadero de Ciutadella a la empresa Marina Seca, SL, vinculada a la hija y al yerno de Gerardo Díaz Ferrán, ex presidente de la patronal española condenado por corrupción.



La decisión ha sido sometida a la consideración de los miembros del consejo después de que la Comisión Técnica que ha evaluado las ofertas haya ratificado su informe favorable del mes de junio.



Los servicios jurídicos de Ports IB han avalado la legalidad de la licitación, por lo que los Astilleros Llompart pasarán a manos de la empresa de Marta Díaz e Higinio Aldaz, a la espera de lo que decidan finalmente los tribunales.



Todos los miembros del consejo, integrado por políticos y representantes sectoriales, han votado a favor de la adjudicación, habida cuenta del soporte jurídico presentado por Ports IB, a excepción de la alcaldesa de Ciutadella, Joana Gomila, que ha optado por la abstención.


PROEX NOTICIAS

Marina Seca ha obtenido 82,76 puntos, frente a los 67,22 de Astilleros Llompart, la empresa familiar que viene explotando el varadero desde los años 80 bajo la dirección del carpintero de ribera Jaume Llompart, personaje histórico de la náutica menorquina conocida como “En Met”.



Una tercera oferta a cargo de una Unión Temporal de Empresas (UTE) con base en Menorca ha sumado 53,47 puntos.



La sociedad de Marta Díaz presentó una oferta de 101.000 euros anuales de canon (el alquiler que pagará a Ports IB), muy superior a los 38.900 de la UTE y los 36.500 de Astilleros Llompart.



Esta empresa, que ha explotado el varadero durante casi 50 años, ha alegado que la cantidad ofrecida por el ganador del concurso es “temeraria”, por cuanto supera la suma de los cánones de los otros dos licitadores y no permite cubrir la prestación de servicios a los que el concesionario está obligado en régimen de exclusividad y con unas tarifas máximas para varadas, botaduras y estancias en seco. 



La comisión técnica, sin embargo, da por buena toda la documentación acreditativa del proyecto de Marina Seca y no aprecia temeridad en el canon.



La concesión del varadero de Ciutadella consta de una explanada de 1.484 metros cuadrados y un espejo de agua de 785, de los cuales 500 pertenecen a la rampa de varada y no son útiles para amarre. Actualmente dispone de una grúa de 12,5 toneladas y un tren de varada de 300 toneladas. Marina Seca Port de Ciutadella se ha comprometido a realizar una inversión de 500.000 euros en mejoras.



El concurso se viene tramitando desde el año 2018. Ports IB realizó una modificación de las bases el 27 de diciembre de 2018 y justo un día después Marina Seca Port de Ciutadella cambió su objeto social para incluir servicios de industria naval. En esa misma fecha, Marta Díaz cesó como administradora única (pasó a ser apoderada) y fue nombrado en su lugar Damián Díaz, que es quien aparece ahora al frente de la empresa.