ECONOMÍA

La Asociación para el Desarrollo Náutico de Empresas y Autónomos se integra en la PIMEM

ADNEA, que espera contar con cerca de 150 empresas el próximo verano, remarca que el náutico es el principal sector industrial balear y el segundo en importancia por detrás del turismo.
Julio González

La recién nacida Asociación para el Desarrollo Náutico de Empresas y Autónomos  (ADNEA) se ha integrado dentro de la PIMEM (Federació de la Petita i Mitjana Empresa de Mallorca) con el objetivo de situar a las Baleares como eje del sector náutico en el Mediterráneo.


Port Calanova

Esta nueva asociación ha sido presentada hoy por su presidente, Alex Casares; el presidente de la PIMEM, Jordi Mora; y la gerente de Ports IB, Cristina Barahona y, según ha asegurado Casares, nace para dar voz a “un amplio colectivo de autónomos y pymes que no nos hemos visto representados en las patronales».



Jordi Mora ha mostrado su satisfacción por tener de nuevo una asociación náutica dentro de la PIMEM que además “está integrada por gente joven, que son grandes profesionales y que, como nosotros, tienen unos valores de defensa de la igualdad de oportunidades para todas las empresas”, ha remarcado.



El presidente de PIMEM ha señalado que las Baleares están perdiendo su tejido industrial año tras año y que, con la crisis del Covid, 2020 será especial y muy difícil, pero ha puesto de manifiesto que la náutica es uno de los únicos sectores que está en crecimiento en las islas.  



Además de Casares, que es el presidente, el cargo de secretario de ADNEA lo ocupa Javier Calomarde, y el tesorero es José Bauzá. Ahora mismo hay una lista de 70 empresas de empresas y pequeños autónomos que se han interesado en formar parte de la asociación y, según sus previsiones, podrían alcanzar las 150 empresas el próximo verano.



Casares, propietario de la empresa Grupo Barco, ha señalado que el Covid-19 ha supuesto una caída de la facturación de entre el 30 y el 40 por ciento, pero que “estamos mejor si nos comparamos con otros sectores como los servicios, el comercio o la restauración”.



El presidente de ADNEA ha recordado que el sector náutico de la reparación y mantenimiento de embarcaciones ha crecido en la última década de forma exponencial, un 300% en el caso de las empresas y un 500% en el de los trabajadores, pero que la subida se ha ido estancando por falta de suelo industrial.



Para volver a reactivarlo, Casares apuesta por crear un varadero abierto frente a la Estación Marítima 1, situada en el tramo final del Moll Vell, en el que la empresa concesionaria se limite a realizar la varada y el mantenimiento de embarcaciones lo lleven a cabo pymes y autónomos, tal y como funciona ahora mismo STP, entidad que ha llegado al máximo de la capacidad en sus instalaciones.



Casares ha adelantado que tiene la intención de reunirse con el nuevo presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares, Francesc Antich, para pedirle que las bases del concurso del denominado “Muelle de las golondrinas” recojan este modelo de varadero abierto “que genera 1,7 puestos de trabajo por cada 100 metros cuadrados de suelo industrial”.



El presidente de ADNEA también solicitará a Antich, de quien ha dicho que es una persona preparada y con mucha experiencia, una mayor comunicación entre el sector y la APB. En este sentido, se ha referido a la implantación de la tasa sobre el volumen de facturación a trabajadores autónomos y pequeñas empresas en los puertos de la Autoridad Portuaria de Baleares (APB), vigente desde el pasado 1 de julio, y ha asegurado que “no estamos en contra de la aplicación pero sí de la falta de diálogo y al memento elegido para su aplicación, en plena crisis económica”.



Casares ha apuntado que se han vuelto a poner contacto con la APB porque quedan flecos que definir en torno a esta nueva tasa, sobre todo en cuanto a las garantías y fianzas que se reclaman a las empresas para operar, y han podido constatar que el ente portuario está abierto a efectuar cambios.


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.