CLUBES

ENTREVISTA

«El club está totalmente saneado y contamos con recursos propios»

Mateo Moll, presidente del CN Cala Ratjada, pone de manifiesto que los temporales de levante, cada vez más frecuentes, suponen un peligro y un problema y solicita una solución a Ports IB
Julio González

Mateu Moll es, desde 2017, el presidente del Náutico de Cala Ratjada, uno de los clubes más jóvenes de Baleares ya que fue constituido en 1985.  Actualmente reúne a unos 180 socios, la mayoría vecinos de la zona y también gente de Madrid o Cataluña que tienen casa en Cala Rajada y veranean en Mallorca desde hace muchos años. También cuenta con un pequeño porcentaje de socios extranjeros aunque no es muy significativo. En los últimos años se está produciendo un relevo generacional en el club pues la mayoría de socios fundadores de la entidad son ya personas mayores y, en algunos casos, sus hijos están aportando un nuevo impulso.

 


Fan not

Pregunta.–¿Cómo ha afectado la crisis del coronavirus al club?

Respuesta.– Como a todos. Al principio se generó algo de nerviosismo entre los socios porque no podían comprobar el estado de sus embarcaciones, pero una vez levantado el estado de alarma hemos establecido un protocolo de seguridad con medidas sanitarias y hacemos una desinfección diaria de las instalaciones.

P.– ¿Se han tenido que cancelar eventos?

R.– Al ser un club pequeño no tenemos una actividad de vela a lo largo de todo el año, pero sí tenemos una escuela de verano que esta temporada se ha tenido que suspender. Hemos mantenido la piragua y el kayak surf pero la vela no podía ser porque la incertidumbre hacía arriesgado la contratación de monitores y alguno de los que trabajaba con nosotros optó por aceptar otro empleo. También hemos suspendido la cena anual de socios que se celebra en el mes de agosto. Espero que todo vuelva pronto a la normalidad.

P.— Me imagino que también habrá afectado a la parte económica

R.— Hemos notado que ha bajado sensiblemente los amarres de tránsito en temporada alta. Además tenemos alquilada la explotación de la cantina y una zona de terrazas donde hay restaurantes y hemos renegociado los alquileres a la baja con nuestros inquilinos.

P.— ¿Qué balance hace de su gestión al frente del club?

R.— Llevo de presidente desde hace tres años, antes fui secretario y se puede decir que mi candidatura fue continuista. En líneas generales creo que la gestión ha sido buena. En la parte deportiva le hemos dado un buen empujón a la escuela de vela y se han añadido las secciones de piragüismo y paddle surf. Por lo que respecta a la parte económica, destacaría que el club está totalmente saneado y contamos con recursos propios. Además, hemos conseguido incorporar al título concesional las terrazas que tenemos alquiladas; antes las gestionábamos con una ocupación temporal. En el futuro vamos a hacer un salón social porque el club aún no tiene.

P.— ¿Hay afición a la pesca en el club?

R.— Sí, la mayoría de socios son pescadores, aunque la sección de pesca deportiva quedó vacía y nos gustaría potenciarla. Es un reto que está pendiente para los próximos años

P.— Ahora que vuelve la temporada de tormentas, ¿se han recuperado del Gloria?

R.— Sí, ya hemos arreglado todo lo que destrozó la tormenta Gloria a principios de año. Lo principal ha sido la reparación de los pilares de un pantalán que se habían descalzado aunque no estamos seguros de si fue como consecuencia de ese temporal. La verdad es que fue algo nunca visto. Cuando hay tormenta, normalmente hay gente que se acerca al puerto para tomar imágenes de las olas rompiendo porque suelen ser espectaculares, pero ese día había miedo.

P.— El problema de los temporales es recurrente en el puerto de Cala Ratjada

R.— Siempre que tenemos temporal de levante hay problemas. Entra en perpendicular, choca contra las rocas y se genera una importante resaca en todo el puerto. Ports IB ha tomado medidas para evitar la agitación en el puerto pero esto no soluciona el problema. 

P.— ¿Cómo se podría solventar este problema de seguridad en el puerto?

R.— La verdad es que no sé cuál sería la solución, si una escollera o un dique de abrigo, para eso están los técnicos. Lo que está claro es que ninguna de las actuaciones realizadas hasta ahora ha ayudado a reducir el impacto de los temporales. 

P.— Al margen de las reparaciones, ¿han ejecutado alguna otra obra importante?

R.— Este año hemos hecho una reordenación de los amarres de tránsito. Algunos usuarios preferían ir a la zona del puerto de gestión directa, así que hemos cambiado los amarres de eslora media por dos amarres, uno para barcos de hasta 20 metros y otro para 25. No aumentamos la ocupación del espejo de agua pero ahora ofrecemos una posibilidad de amarre para barcos de tránsito que hasta ahora no existía en cala Ratjada.

P.— ¿Cómo es la relación del club con Ports IB?

R.— Nuestra relación es buena si bien tenemos un asunto pendiente. Presentamos una serie de alegaciones a la valoración que hizo TINSA a instancias de Ports IB para alargar cinco años nuestro título concesional. A la mayoría de clubes se les ha cocedido y se les ha aumentado entre un 0,5 y un uno por ciento, mientras que a nosotros nos suben el canon un 12 por ciento, algo desproporcionado y hemos pedido su revisión pero a día de hoy no nos han contestado. Espero que lo hagan pronto.

P.— El próximo año finaliza su mandato, ¿se va a presentar a la reelección?

R.— Personalmente no me he planteado la continuidad. Algunos socios me han preguntado y me han animado a seguir cuatro años más, pero me lo tengo que pensar porque las horas de dedicación las acabas quitando a la familia. Lo que sí he notado en este último año ha sido una mayor implicación de toda la junta directiva, han dado un paso al frente y hemos realizado un trabajo más en equipo.  


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.