VELA LIGERA

PERFIL

Chimo González Devesa, el hombre que hizo resurgir la vela balear

El presidente de la federación balear dejará el cargo en mayo tras haber saneado la institución y situado a Baleares en la vanguardia de la vela española
JOSÉ LUIS MIRÓ

Cuando dentro de unos meses Chimo González Devesa deje la presidencia de la vela balear, su sucesor  (o sucesora) se encontrará con una federación económicamente saneada y situada en la élite nacional de las categorías infantiles y juveniles. Entre los 15 primeros clasificados de los principales rankings nacionales (Optimist, Laser 4.7, Laser Radial, 420, Windsurf…) siempre hay “siete u ocho” regatistas del archipiélago, cuyo equipo lleva varias temporadas liderando el medallero en pruebas nacionales e internacionales.  


Inspace

“Estoy seguro de que quien me sustituya mantendrá lo que hemos construido estos últimos ocho años y que trabajara para mejorar aspectos que quedan pendientes”, afirma el todavía máximo dirigente de la Federación Balear de Vela (FBV), “satisfecho” de la labor realizada por  todo el equipo federativo que le ha acompañado en sus dos mandatos, liderado en el área técnica por Francisco Gil.



“La Federación –explica– es un motor donde los deportistas y tecnicos son las piezas, los clubes aportan el combustible y el presidente, acompañado de su equipo, es el que pone el aceite para que la máquina esté lubricada y funcione”.



La verdad objetiva es que la FBV ha funcionado muy bien bajo la presidencia de Chimo González Devesa: ha pasado de tener deudas -debidas principalmente a impagos- a manejar una economía saneada, con un fondo de maniobra positivo y una tesorería que permite adelantar y desarrollar los proyectos deportivos.



“En 2012 la situación no era buena, esa es la verdad. Teníamos una neumática, un remolque, tres personas trabajando y dependíamos del material de los clubes. Esto ha cambiado: hoy disponemos de cuatro furgonetas, cinco remolques, seis neumáticas, embarcaciones de escuela y contamos con una plantilla de seis personas: tres técnicos que también realizan trabajos administrativos, dos entrenadores y un administrativo. Ahora es la FBV la que ayuda a los clubes con su material y técnicos”, recalca González Devesa.





Chimo González Devesa con parte de su equipo de la FBV.



La clave del incuestionable éxito de gestión de la FBV es, según su presidente, “tener claro el objetivo, no gastar más de lo que tienes y aumentar los recursos propios”. Los cursos de formación y las escuelas de vela han sido fuentes de ingresos adicionales, sumadas a la tradicional del cobro de licencias y cuotas de clubes, que han permitido al organismo rector de la vela balear navegar en buenas condiciones. El presidente no olvida que la administración pública también ha ayudado mucho “pagando las nóminas de algunos técnicos, material,  y parte de los desplazamientos de los deportistas, aportando un 30% del presupuesto de la FBV”.



La piedra angular de toda esta estructura, no obstante, siguen siendo los clubes náuticos, que bajo presidencia de Chimo González Devesa han remado en la misma dirección que la FBV. “Hemos logrado que nuestros deportistas vayan como una selección balear, y no que cada club vaya por su cuenta. Los náuticos y marítimos son fundamentales, no seríamos nada sin ellos y en estos años se han dado cuenta de que les resulta más beneficioso que la preparación técnica de los deportistas se realice bajo el paraguas de la Federación. La FBV asume el 75% del coste de las concentraciones. Los buenos resultados son el fruto de esta política deportiva, que es única en España”.



El mayor logro, en este sentido, es que Baleares “ha dejado de depender del talento individual” para centrar sus opciones de éxito en una gran base de regatistas que han dispuesto de los medios necesarios para desarrollar sus cualidades. “El trabajo de una federación territorial –apunta González Devesa–, no es preparar deportistas directamente para los juegos olímpicos, sino conseguir que entren en los equipos nacionales y compitan en regatas internacionales con la española. Actualmente tenemos a Paula Barceló y Silvia Mas clasificadas para Tokio en sus respectivas clases y a Joan Cardona con posibilidades de hacerlo. Nuestro objetivo, sin embargo, eran los Juegos de París en 2024, donde  creo que obtendremos unos buenos resultados”.



Chimo González Devesa fue quien propuso el cambio de estatutos que limita a ocho años la permanencia de un presidente en la FBV. Aunque se siente en plena forma, no se arrepiente de haber puesto fecha de caducidad a sus mandatos. En esto se muestra tajante: “El presidente de una entidad sin ánimo de lucro no debe sobrepasar los ocho años en el cargo. Es tiempo más que suficiente para sacar adelante un proyecto. Hay que dejar que se renueven las instituciones, con gente que tenga ganas de trabajar y de aportar sus propias ideas”.



Con todo, al presidente de la FBV le queda una asignatura pendiente. Le gustaría cerrar su mandato  – “aún hay tiempo”, dice– dejando encaminado el proyecto para que la federación cuente en el futuro con su propio centro de tecnificación con salida al mar. Lo que en su día fue Calanova. Las características de este espacio deberían ser las siguientes: “Estar en la Bahía, disponer de un muelle de 20 o 30 metros para amarrar las neumáticas, una grúa de una tonelada, una rampa, espacio de varada para unos 60 barcos, un taller de reparaciones, un gimnasio y aulas para formación”.



Chimo González Devesa quiere seguir ligado a la vela.  “Mi futuro, una vez deje la FBV, es acompañar a Javier Sanz en su candidatura a la Real Federación Española de Vela. Me gustaría que el modelo entre FBV y clubes que hemos instaurado en Baleares se trasladara a la RFEV en su relación con las FFAA y clubes”, concluye.



ELECCIONES



El pasado 28 de septiembre  se inició el proceso electoral para la elección del sucesor de Chimo González Devesa. Las elecciones de la FBV podrían demorarse hasta el mes de mayo o junio de 2021, dado que antes hay que elegir antes a los 23 asambleístas con derecho a voto entre los estamentos de técnicos, jueces y deportistas, y los clubes náuticos. De momento ha trascendido únicamente la candidatura de la ex regatista Cati Darder, quien ya se ha reunido con responsables de varis clubes para recabar su apoyo.


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.