CRUCERO

INTERNACIONAL

Rolex Middle Sea Race: Triunfos que inspiran

El maltés Elusive 2 repite victoria absoluta y el polaco I Love Poland logra la victoria en tiempo real más ajustada de la historia de la regata
JAVIER SOBRINO

La 41ª edición de la Rolex Middle Sea Race premió a organizadores y participantes en su esfuerzo por superar las adversidades y conseguir completar la regata con éxito en un mundo ralentizado por la pandemia. El First 45 Elusive 2 logró defender su título de 2019, una hazaña inédita desde 1980, y el VO70 I Love Poland firmó una victoria en tiempo real en la final más ajustada de la historia de la regata. Ambos equipos reivindicaron la importancia de sus triunfos para ejercer de inspiración a las nuevas generaciones de regatistas en sus países: Malta y Polonia. 


La Rolex Middle Sea Race 2020 supone ya una excepción en un calendario internacional mermado por los devastadores efectos de la pandemia. La 41ª edición de la regata reina de Malta reunió a medio centenar de barcos de 14 nacionalidades, cifras alejadas de los números habituales del evento pero que este año constituyen toda una prueba del magnetismo de esta clásica oceánica del Mediterráneo.



Los organizadores del Royal Malta Yacht Club adaptaron el evento a los exigentes estándares de seguridad exigidos por la situación mundial, y la flota internacional demostró su confianza y fidelidad atendiendo a la cita a los pies de los bastiones de La Valeta para la salida de la prueba el sábado, 17 de octubre. Los cañones de Saluting Battery despejaron la incógnita sobre la celebración del evento, y los participantes saltaron puntuales al mítico circuito de 606 millas náuticas que parte de Malta hacia el estrecho de Messina y toma como baliza de paso el volcán activo de Estrómboli en su circunnavegación de Sicilia en sentido contra horario pasando por Favignana, Pantelleria y Lampedusa hacia la línea de meta, de regreso a Malta. 



El recorrido presentó condiciones variadas y desplegó todo el muestrario de desafíos que hace de la Rolex Middle Sea Race una de las regatas oceánicas anuales más esperadas del calendario europeo. Los ingredientes exigidos para participar eran los de siempre: preparación, temple, concentración, trabajo en equipo, resistencia y marinería, a la espera de esa dosis de (buena) suerte que requiere una prueba de esta envergadura. Rolex es el patrocinador principal del evento desde 2002.



Victoria absoluta: Elusive 2 logra una hazaña inusual

La victoria es ese objetivo que todos persiguen pero sólo uno logra. Regresar después de conseguirla para repetir es un reto incluso mayor. Tras años de persistencia y evolución constante, la tripulación del First 45 maltés Elusive 2 consiguió en 2019 cumplir un sueño. Los primos Maya, Aaron y Christoph Podesta compitieron inspirados por la pasión del difunto fundador del equipo, Arthur Podesta, un veterano de 35 ediciones de Rolex Middle Sea Race. 



Esta vez, la regata exigió cualidades diferentes de la tripulación del Elusive 2: En primer lugar, encontrar la motivación para preparar el barco de la misma forma metódica del año previo; en segundo lugar, las condiciones en el agua fueron muy distintas. “Esta regata exige resistencia física y fortaleza mental”, explica Aaron Podesta. “El pasado año fue una mezcla de ambas. Este año, las condiciones de vientos ligeros hizo mentalmente exigente cada recodo de la regata”. La tripulación del barco maltés supo aprovechar el profundo conocimiento de la regata y su vasta experiencia navegando juntos para mantener el barco en movimiento pese a unas condiciones que por momentos resultaron frustrantes. La recompensa a su esfuerzo sería completar el recorrido en un tiempo compensado que ninguno de sus rivales podría mejorar.



Defender el título en una regata oceánica de 600 millas es una hazaña inusual. Nadie lo ha conseguido en la Rolex Sydney Hobart desde 1965 ni en la Rolex Fastnet Race desde 1957. En la Rolex Middle Sea Race, la última tripulación capaz de repetir victoria fue el Nita IV de Nello Mazzaferro en 1980.



Maya Podesta confía en que el éxito de su equipo servirá de inspiración para las futuras generaciones de regatistas locales de igual forma que ella fue inspirada por la pasión de su padre. “Esperamos que anime a la gente. En Malta disfrutamos de las condiciones perfectas para navegar y el potencial para hacer mucho más. Esperamos que más gente joven se vea atraída por este maravilloso deporte”. Como han demostrado este año, los Podesta no se dormirán en los laureles. El récord de tres victorias consecutivas del Nita IV se encuentra ya en el punto de mira del equipo maltés. 



Victoria en tiempo real: Emoción hasta la meta

La batalla por la victoria en tiempo real en las últimas cinco ediciones de la Rolex Middle Sea Race fue dominada por el estadounidense Rambler en una incansable búsqueda por mejorar su récord absoluto establecido en 2007. Este año, la ausencia del maxi de George David despejaba el camino de los barcos más rápidos, que iniciaban la regata sin claro favorito. Tras un inicio sin sorpresas, dos de ellos presentaban sus credenciales al título descolgándose al frente de la flota: los dos VO70 polacos inscritos, que mantuvieron un pulso fraticida durante todo el recorrido. El I Love Poland patroneado por Grzegorz Baranowski se mantuvo en cabeza buena parte de la regata, pero el E1 supo aprovechar la oportunidad que se le abrió en la entrada al South Comino Channel, en el extremo noroeste de Malta, para alcanzar y superar a su rival. Pero el I Love Poland supo reaccionar a tiempo para recuperar el liderato y cruzar la meta apenas tres minutos antes que su compatriota.



“Estamos encantados. Ha sido una combinación de perfecto trabajo en equipo, perfecta navegación y una pizca de suerte”, confesaba en tierra Baranowski. Al igual que Elusive 2, el I Love Poland incluye entre sus objetivos servir de inspiración a los jóvenes. “Nuestro equipo es un programa especial del gobierno para que los jóvenes aprendan navegación oceánica. Para ellos ha sido una experiencia perfecta. Han aprendido que tienen que luchar hasta el final, y lo recordarán por siempre”. Casi 48 horas por detrás del récord de la regata, I Love Poland completó el recorrido en tres días, 23 horas, 58 minutos y cinco segundos, lo que confirma que la de 2020 ha sido una edición de resistencia física y mental. El VO70 se convierte en el primer barco polaco que logra la victoria en tiempo real en una regata de 600 millas, haciéndolo de paso con el margen más reducido en la historia de la Rolex Middle Sea Race.



El memorable duelo por llegar primero a Malta entre los monocascos siguió el magnífico espectáculo por el título en categoría multicascos. Los trimaranes italianos Maserati Mana protagonizaron un dramático match-racea lo largo de la circunnavegación de Sicilia antes de que el Multi 70 patroneado por Giovani Soldini (con el español Oliver Herrera a bordo) lograra descolgarse de su rival en el paso por Lampedusa, defendiendo su ventaja hasta la llegada frente al Royal Malta Yacht Club. Maserati paraba el crono en dos días, ocho horas, 31 minutos y 31 segundos, apenas 15 minutos por delante de Mana



La Rolex Middle Sea Race 2020 deja un importante legado: el deseo de los ganadores por inspirar a nuevas generaciones de regatistas a través de su espíritu, marinería y experiencia. Un valor promovido desde los orígenes de Rolex por su fundador Hans Wilsdorf, defensor de la importancia de la transmisión de la pasión y el conocimiento, y que confirma el acierto de la relojera suiza en su decidido apoyo al deporte de la vela desde la década de 1950.  



 


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.