SECTOR NÁUTICO

PELILLOS A LA MAR

Los navegantes tiran del carro de un sector náutico adormecido

TOMEU CAPROIG

La Asociación de Navegantes Mediterráneo ha hecho más por el sector ella sola que todo el asociacionismo náutico junto. Tomó la iniciativa en el caso de los vertidos para defender a los usuarios del mar de la campaña de demonización de la Conselleria de Medio Ambiente y sus entidades subvencionadas (ecologistas de salón) y ahora acaba de descubrir que el fondeo libre sobre arena está en peligro. La entidad presidida por Biel Dols promovió las alegaciones al Plan de Puertos y fue la más combativa (en realidad la única, junto a ANAVRE) cuando  el Govern sacó 10 millones de Puertos para tapar el agujero de los Servicios Ferroviarios. Es, en definitiva, la única asociación que defiende al sector en su conjunto. El resto o no hacen nada o están a sus pequeñas luchas particulares. Deberían ponerse las pilas.


Astilleros Llompart

El empresario vinatero José Luis Roses dejará su puesto en el consejo de la APB, donde representaba a la Administración General del Estado (sí, a mí me choca tanto como a usted, querido lector), y será sustituido por Ramón Morey, secretario general de la Delegación del Gobierno en Baleares. Al parecer, el nombramiento ha sido una imposición de la delegada, Aina Calvo, que no está dispuesta a ceder el puesto que le corresponde y quiere estar al corriente de lo que pasa en el organismo portuario. Con esta decisión, el «gualato» pasa defintivamente a ser historia.



Se ha hablado poco del alto cargo que acompañaba a la presidenta balear, Francina Armengol, en su noche de copas en plena pandemia. No era otro que Marc Pons, conseller de Movilidad y, a la sazón, presidente de Ports de les Illes Baleares, el equivalente a la APB en versión autonómica. Si usted cree, como este servidor, que la presidenta debería haber dimitido por su falta de ejemplaridad y su intento burdo de tergiversar la realidad, lo lógico es que piense exactamente lo mismo en relación al señor Pons


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.