GALARDÓN

El magistrado del mar

El juez internacional de regatas Emilio Feliu recibirá el Premio Brújula de Gaceta Náutica por su trayectoria
M.P.

Emilio Feliu Serra (Barcelona, 1937) pasa casi más tiempo en el Real Club Náutico de Palma o navegando en su pequeño velero de 21 pies que en su casa. El mar forma parte de su paisaje vital desde que en 1975 se instaló en Palma procedente de Argentina, a donde se fue a vivir su familia cuando tenía 13 años y donde cursó medicina y ejerció de médico rural en la provincia de Bariloche. 


Club de Mar

«Lo primero que hice al llegar a Mallorca, para trabajar como anestesista en Son Dureta, fue comprarme un barco, una Taylor de 5 metros y medio. Yo había navegado en el Yacht Club Argentino, pero fue aquí donde se afianzó mi afición por el mar. En 1983 me saqué el título de juez nacional de regatas y en el 88 el internacional».

Estos 37 años de carrera náutica, en los que Emilio Feliu se ha convertido en toda una institución, son el «argumento de peso» que sostiene su elección como Premio Brújula 2020 de Gaceta Náutica, en reconocimiento «a una trayectoria que lo liga a la historia contemporánea de la vela balear y española, tanto en su condición de juez de regatas de como oficial la ORC, asegura Elena Pipó, directora de esta publicación. 

Feliu recogerá el premio en un acto en la Cámara de Comercio el 20 de noviembre, a las 19.00 horas, coincidiendo con la última jornada del Balearic Yacht Show virtual organizado por esta institución y el Clúster Náutico. «Haremos una entrega sencilla y sin público, debido a las medidas sanitarias, pero a cambio se retransmitirá en streaming a  través de la plataforma del salón náutico virtual», explica la directora, para quien no cabe duda de que «Emilio ha contribuido, desde su posición como técnico, a la evolución de la vela y a que Baleares sea una de las grandes potencias de este deporte». 

El premiado recuerda, en este sentido, que a finales de los 80 en  Mallorca «sólo había un juez internacional», a pesar de que por entonces ya estaban en marcha el Trofeo Princesa Sofía y la Copa del Rey, de cuyo desarrollo ha sido testigo directo desde varias posiciones: como comodoro del Real Club Náutico de Palma y como miembro del Jurado Internacional. 

Un buen juez de regatas, afirma Feliu, ha de reunir una serie de condiciones ineludibles: «En primer lugar no tener prejuicios y ser imparcial, atenerse a las pruebas y ser buen conocedor del reglamento. Para ello es necesario leer mucho, ya que existe copiosa jurisprudencia. Hay muchas reglas, pero las básicas se resumen en 15 o 20, que son las que deberían conocer todos los regatistas».

Emilio Feliu ha renunciado este año a renovar su título de juez internacional. Cree que ha llegado el momento de pasar el testigo a la gente joven: «Muchos se dedican profesionalmente a ello, están bien preparados y en mejores condiciones físicas para pasar una jornada entera en una gomona». Emilio es de los que creen que hoy en día un juez ha de estar en el agua, vigilando, para que los navegantes se autopenalicen y al final de la regata en lugar de 50 protestas no lleguen a la sala de audiencias más de una docena.  



CINCO CATEGORÍAS



Los restantes ganadores de los V Premios Timón en las categorías de vela, piragüismo, entidad, innovación y comunicación se darán a conocer a partir del 2 de noviembre en la página web gacetanautica.es. La entrega de los galardones tendrá lugar a las 19.00 horas del 20 de noviembre en  la Cámara de Comercio en un acto sin público para garantizar la seguridad sanitaria de los premiados. La gala coincidirá con la clausura del Balearic Yacht Show y será retransmitido en streaming. 


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.