MEDIO AMBIENTE

MEDIO AMBIENTE

“Seguiremos teniendo playas aunque no serán como las de ahora”

La Bahía de Alcudia y el parque natural de Ses Salines en Ibiza serán los espacios de las Islas Baleares más afectados por el cambio climático
Julio González

El cambio climático afectará a las costas de las Islas Baleares provocando una reducción del espacio y tamaño de las playas y poniendo en problemas las infraestructuras más cercanas al borde del mar.


Inspace

Esta es una de las predicciones que ha realizado el investigador de la Universidad de las Islas Baleares Lluís Gómez Pujol esta mañana durante la presentación de “Costas por el cambio”, un proyecto sobre los impactos y el riesgo asociado al ascenso del nivel marino y a los acontecimientos marinos extremos atendiendo a los escenarios del Panel de Clima.



Este trabajo científico estará acabado a finales de año y ayudará en la planificación de medidas de adaptación a los efectos del cambio climático en las zonas costeras de las Islas Baleares. Un equipo liderado por el SOCIB, junto con investigadores de la UIB y de la IMEDEA (CSIC-UIB) es responsable de este estudio que analiza la exposición, vulnerabilidad y riesgo de inundación del litoral asociado a las playas arenosas de las Islas Baleares.



Lluís Gómez ha explicado que las zonas de Baleares más afectadas serían cualquier área deprimida cercana a la costa y las previsiones para el año 2100 apuntan a que la zona de la Bahía de Alcúdia, s’Albufera o Ses salines de Ibiza serían las más perjudicadas. “A la subida del mar se añadirá las mareas y los temporales y habrá zonas que quedarán completamente anegadas”, ha remarcado.



A pesar de todo, el investigador de la UIB ha evitado mandar un mensaje alarmista al señalar que “seguiremos teniendo playas aunque no serán como las de ahora y aquellas que tienen un sistema dunar podrán amortiguar mejor ese ascenso del nivel del mar”.



En ese sentido, Gómez ha remarcado que a finales de este siglo la playa de Es Trenc no desaparecerá pero se irá atrasando siempre que tenga dunas y espacio. No será una playa de 50 metros de amplio, como ahora, pero a lo mejor será de 35 o 40”.



Los primeros resultados del estudio de los efectos sobre la costa del ascenso del nivel del mar y el clima marítimo se pueden consultar en un visor en forma de mapa donde se puede observar de forma clara cómo el mar va ganando espacio a la tierra. Los científicos han planteado dos escenarios: una ligera disminución de las emisiones de gases del efecto invernadero o un mantenimiento de las cifras actuales y se ha hecho un una proyección para los años 2050 y 2100.



Según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, de mantenerse la tendencia en 2050 se producirá un incremento del nivel del mar que oscilará entre 18 y 36 centímetros. Para 2100 y en el peor escenario de los estudiados, el aumento del nivel podría superar el  metro de altura.



El Govern tiene previsto hacer público a principios del próximo mes de diciembre un informe de riesgos que incluirá una valoración económica de lo que supondría el aumento del nivel de mar por el cambio climático.



“Si no hacemos nada, de cara a 2100 habrá algunas zonas de Baleares que tendrán problemas”, ha apuntado Lluís Gómez, quien ha señalado que “las regeneraciones de playas que nos servían para 30 o 40 años ya no serán válidas y habrá que pensar en otro tipo de actuaciones. Esto no quiere decir que las regeneraciones no sean adecuadas para determinados lugares”.



Entre las actuaciones para reducir el impacto, el investigador ha recomendado mantener las playas de Baleares en su estado óptimo de positivo, lo que implica no retirar la posidonia en las playas naturales o solo durante la temporada turística en las playas urbanas y mantener en el mejor estado posible los sistemas dunares.


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.