CLUBES

HISTORIA

El Club Nàutic Portocolom cumple 60 años

La entidad, fundada por pescadores de la localidad, renovó su concesión en 2007 por un periodo de 30 años
Pau Pons

Aunque el acta de fundación del Club Náutico Portocolom data del 1 de octubre de 1960, los pescadores de la localidad, ya al 1956, recorrían la zona marítima de la bahía con ‘pasteres’ y botes de veinte palmos. Mariscar era su ocupación diaria.


Fan not

Cuentan que, en algunos casos, los más osados de aquellos hombres se atrevían a llegar hasta Argel para intentar volver con algún saco de trigo que ayudara a mitigar el hambre. En aquellos días, la bahía de Portocolom era poco profunda. Se pescaba a ‘l’encesa’ y la ‘fitora’ era un elemento indispensable para la captura de calamares, pulpos o anguilas. 

Ante la necesidad de crear una entidad que regulara la actividad de la pesca, un grupo de hombres, reunidos en asamblea, decidió crear el Club Náutico Portocolom para, según cuentan los actuales socios más antiguos de la entidad, «organizar travesías a nado, probar la pericia de los más jóvenes con la prueba del  ‘pal ensabonat’, organizar una suelta de patos, crear competiciones de pesca con volantín o alguna regata de vela latina».

Joan Vidal Obrador fue nombrado presidente el día 1 de octubre de 1960, en el Café Ca Gran. Una de las primeras tareas de esta pionera Junta Directiva fue buscar y encontrar un espacio físico para crear la sede del nuevo club. Con la aquiescencia del entonces alcalde de Felanitx, Jaume Munar, se decidió que el Bar Can Bassa sería el punto de reunión y el lugar donde se tomarían las decisiones del neonato CN Portocolom.

En enero de 1961, pocos meses después de su creación, el club tenía 164 socios.

Con el paso del tiempo, el Club Náutico Portocolom fue aumentando sus expectativas y el máximo deseo de la mayoría –aunque también existió oposición vecinal– fue conseguir permiso para dragar la zona denominada Pla de sa Sínia, situada en el centro de la bahía.

Portocolom necesitaba tener más calado para que las embarcaciones pudieran entrar, salir y navegar sin temor a destrozar sus cascos. Hay datos que apuntan al hecho de que en 1968 ya se solicitó a las autoridades de la época el dragado de la zona. En 1973 la petición se intensificó ante la pasividad mostrada por el gobierno. Por fin, la bahía fue dragada y, según explican los socios más antiguos, «personas que se habían opuesto, después lo agradecieron».





El siguiente paso destacable del CN Portocolom fue la construcción de la dársena. Corría 1975. El presidente del club, Joan Vidal, enfermó, y fue sustituido por Pere Canet Adrover. El nuevo presidente, ante la demora en los permisos de la obra, viajó a Madrid para intentar agilizar los trámites. En 1976 los planes ya estaban ultimados.

Uno de los hitos en la historia del club tuvo lugar bajo la presidencia en funciones de Francesc Adrover Alonso. El 19 de mayo de 1975 se firmó la recepción definitiva de la autorización para la construcción de la dársena deportiva, es decir, de las actuales instalaciones portuarias del CN Portocolom. Pero no fue hasta el 20 de enero de 1980, siendo alcalde de Felanitx Pere Mesquida y presidente del CN Portocolom Jaume Planas Ordinas, cuando empezaron las obras.

Planas, médico y dinamizador de la vida social del puerto, es considerado el artífice de la concesión del club. Gracias a su capacidad de convicción se desencalló la situación e hizo posible que las autoridades otorgaran los oportunos permisos. Un año y medio después, el 18 de julio de 1981, murió de un infarto a la edad de 56 años. Lo sustituyó en funciones Bernat Veny. Su sucesor, en diciembre de este mismo año fue Bartolomé Fiol, quien permanecería en el cargo hasta 1998 y repetiría en el mandato de 2008 a 2012, después de sustituir a Bartolomé Tejedor (2000-2007).

La construcción de la dársena, cuyo presupuesto inicial tenía que ser de 42 millones de pesetas, obligó los socios a endeudarse y una vez acabadas las obras –finales del mismo año 1980– el club pudo resarcirse un poco al vender la concesión de 20 años de la mitad de los 240 amarres situados en los tres pantalanes. El primer título expiró en 1999, si bien el club, presidido desde 1992 por José Luis Forteza, obtuvo una prórroga por un periodo de 10 años.





El año 1985 fue el de la compra del local social que actualmente ocupa el CN Portocolom en un inmueble de la calle de los Pescadores, en la primera línea de mar, frente al puerto. 

Otro año importante en la historia del club fue 2007. Entonces se adaptó a la Ley de Puertos de Baleares acabada de aprobar (2005) y obtuvo una nueva concesión por un periodo de 30 años, hasta 2037.

Su actual presidente, Climent Garau, recientemente reelegido, destaca que en los últimos años se ha incrementado la actividad deportiva y social de la entidad, que ha llegado a ser sede de un campeonato de España de la clase Láser (2017).

«Nos hubiera gustado celebrar los 60 años con una gran fiesta, pero las circunstancias sanitarias nos lo han impedido. Hemos aprovechado el aniversario para renovar nuestra página web oficial y darle otro impulso a las escuelas de vela y de piragüismo, y a la Liga de Regatas de Crucero que organizamos conjuntamente con el Club Nàutic de Porto Cristo. Un club debe definirse por su actividad social y deportiva», señala Garau. 


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.