SECTOR NÁUTICO

FORMACIÓN

El Govern ni siquiera ha licitado las obras del centro de formación náutica prometido en 2017

La sede elegida, situada en unas antiguas cocheras de la EMT en el polígono de Son Castelló, está tapiada y llena de grafitis. La Conselleria de Treball paga 15.000 euros al mes por el alquiler. La presidenta dijo que estaría funcionando en 2018.
JULIO GONZÁLEZ

El pasado mes de noviembre se celebró el Balearic Yacht Show, un salón náutico virtual en el que participaron cerca de un centenar de empresas nacionales. En este foro se señaló la falta de formación específica como el principal inconveniente con el que se encuentran los jóvenes de Baleares a la hora de acceder al mercado de trabajo del sector náutico en las islas.



Con el objetivo de paliar este déficit, el Govern anunció en verano de 2017 la creación de un nuevo centro formativo especializado en el sector náutico que contará con 400 plazas y estará ubicado en las antiguas cocheras de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) en el polígono de Son Castelló de Palma. La promesa de este equipamiento de formación profesional fue realizada por la presidenta del Govern, Francina Armengol; el entonces vicepresidente, Biel Barceló; el conseller de Trabajo, Iago Negueruela; y el alcalde de Palma, José Hila.


Inspace

Han pasado tres años y medio y el antiguo edificio mantiene el mismo cartel que anuncia el futuro centro pero no se ha realizado ninguna otra actuación en el mismo. De hecho, en este periodo de tiempo las antiguas cocheras de la EMT se han ido degradando y la fachada presenta numerosas ventanas rotas y un variado muestrario de graffitis.



Desde la Conselleria de Model Econòmic, Turisme i Treball, responsable de impulsar esta iniciativa a través del SOIB, aseguran que el proyecto, que debía estar en funcionamiento a finales de 2018, sigue en pie y que está a punto de iniciarse la licitación de las obras de construcción. Si finalmente se confirma, el Govern estima que el primer curso lectivo será el de 2022/23. Lo cierto es que los retrasos se acumulan uno tras otro, pues el Ejecutivo autonómico aseguró en febrero de 2020 que las obras se iniciarían en septiembre del pasado año. De momento, ni rastro. 



El departamento que dirige Iago Negueruela señaló que el motivo del retraso en el inicio de la reforma ha sido el mal estado en el que se encontraba el edificio y el hangar donde se ubicaba la EMT. Pese a todo, defiende la elección de este lugar pues dispone de «mucho espacio para poder instalar todos los talleres específicos para abarcar temas de electrónica, de chapa y pintura, de madera…, y es de accesibilidad fácil». El centro ofrecerá más de 40 acciones formativas divididas en certificados profesionales de reparación de embarcaciones, grados de FP reglada y titulaciones de Marina Mercante



La dotación económica no debería ser un problema para la puesta en marcha del proyecto, calificado en 2017 por Iago Negueruela como «uno de los estratégicos de legislatura», ya que el Govern anunció que se financiaría con el Impuesto de Turismo Sostenible y que supondría una inversión total de 4,8 millones de euros. En todo caso, Treball asegura que la demora producida  no ha supuesto ningún incremento de los costes del proyecto. Al margen de la construcción, lo que sí ha tenido un coste son los 15.000 euros mensuales que el Govern ha tenido que pagar a la EMT desde septiembre de 2018 por el  alquiler de este edificio que ha estado cerrado a cal y canto. La demora imprevista ya ha costado a las arcas del Govern cerca de medio millón de euros en rentas sin que se haya podido obtener ningún provecho.


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.