ECONOMÍA

El futuro de una empresa de 80 años en peligro

El comité de Astilleros de Mallorca manifiesta su preocupación por la supervivencia de la empresa ante el fin de su concesión en el año 2027
M.P.

Los representantes del comité de empresa de Astilleros de Mallorca, encabezados por su presidente Iñaqui Vico, señalan su preocupación por el futuro de la firma ante la situación de incertidumbre que genera el fin de su concesión y que el traslado prometido por la Administración ha quedado paralizado.


Port Calanova

Iñaqui Vico, con 22 años de antigüedad en Astilleros de Mallorca, ha explicado que “la concesión otorgada a Astilleros de Mallorca finaliza en 2027, pero la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) propuso a la empresa no solicitar una ampliación, sino que se trasladaran antes de 2027 al final del muelle viejo con una nueva concesión. De este modo, la APB, con el beneplácito del Ayuntamiento de Palma, pretendía destinar el espacio que ocupa hoy Astilleros al nuevo museo marítimo”.



“Esa opción, trasladarnos a un nuevo emplazamiento, nos pareció la más acertada”, explica Cristóbal Ramis, portavoz del comité de empresa, “ya que las instalaciones actuales se nos han quedado antiguas y algo pequeñas para atender a las grandes esloras, nuestra especialidad”.



Por su parte, Toni LLinás, con 14 años en Astilleros de Mallorca, ha añadido que “el traslado prometido está sin resolver y ahora en la APB han optado por el más absoluto silencio, dejando a más de 400 familias en una incertidumbre laboral muy preocupante”.



LLinás señala que “somos trabajadores cualificados pero muy difíciles de recolocar, por edad y precisamente por nuestra gran especialización. Si cerrara Astilleros de Mallorca, una firma con 80 años de historia, sería una tragedia humana, pero también social y económica para Baleares. No es posible montar un astillero similar en un abrir y cerrar de ojos, hacen falta muchos años de trabajo y esfuerzo para llegar a este nivel de confianza con los clientes. Somos lo que somos gracias a los cientos o miles de trabajadores que nos precedieron y nos dejaron un patrimonio en forma de experiencia.”



Toni Llinás destaca que “somos 100 fijos en plantilla, más 70 contratados de apoyo en cada temporada alta, que es todo el invierno, más otras 250 personas aproximadamente que nos dan servicios complementarios directos. Cuando estamos a tope necesitamos refuerzos de electrónicos, mecánicos, carpinteros, herreros, pulidores, veleros, tapiceros o pintores. Además, si cae Astilleros de Mallorca por malas decisiones políticas, no sólo se perjudicará directamente a esos 420 trabajadores, la repercusión en todo el sector puede ser enorme, ya que Astilleros de Mallorca es sin ninguna duda la empresa tractora del sector de la reparación”.



Por último, Iñaqui Vico ha manifestado “no vamos a quedarnos con los brazos cruzados viendo como desaparece una empresa como ésta por la inacción de la administración. Deben darnos una solución y que podamos dormir tranquilos nuevamente, sabiendo que habrá continuidad para nuestros puestos de trabajo”.


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.