PUERTOS

INFRAESTRUCTURAS

La antigua sede de la APB aguarda a su futuro

El proyecto para albergar un centro de interpretación de los puertos y un bar restaurante en el edificio se ha retrasado por la pandemia. El ente portuario pretende sacar a concurso la gestión del inmueble la próxima primavera
JULIO GONZÁLEZ

La antigua sede de la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) permanece a la espera de aclarar su futuro. Las obras de remodelación de la sede histórica del organismo portuario, ubicada en el Muelle Viejo del puerto de Palma, están casi finalizadas pero todavía no se ha decidido quién gestionará el inmueble destinado a centro de interpretación de los puertos y a bar restaurante.


Bufete Frau

La APB sacó a concurso la gestión administrativa del edificio a finales de 2019, antes de la pandemia, pero quedó desierto. En este tiempo se ha aprovechado para ir finalizando las obras y el ente portuario tiene previsto volver a licitarlo la próxima primavera pero está estudiando varias alternativas para hacer el contrato más atractivo para los interesados.



Está previsto que Acciona, la empresa constructora, haga entrega del edificio en unas semanas pero todavía faltará equiparlo. La APB se encargará de acondicionar algunas zonas que se reserva para sí y de la zona de exposición del puerto y el concesionario se hará cargo del resto.



La antigua sede se dividirá en dos ámbitos. Por un lado hay unos espacios reservados a la APB, tales como una hemeroteca, una biblioteca, una sala de reuniones para el Consejo de Administración y una sala de exposiciones relacionada con los puertos de interés general y los faros de las Islas Baleares.



Por otra parte, el concesionario explotará una sala polivalente en la que deberá programar manifestaciones artísticas y de relevancia social para el público en general y una tienda asociada al centro de interpretación en la que se pondrán a la venta libros, catálogos y otros soportes de promoción de la actividad y de la  imagen portuaria.



Finalmente, y es aquí donde está el verdadero negocio, gestionará bar-restaurante dividido entre las plantas segunda y tercera, de aproximadamente 630 metros cuadrados y con dos terrazas con vistas a la Bahía de Palma.



En el concurso que quedó desierto se establecía una tasa anual de ocupación de 138.871,49 euros y el plazo máximo de 15 años. Además, el concesionario estaba obligado a sufragar el mantenimiento, la limpieza, la vigilancia, el control y la seguridad del edificio.



Las obras de remodelación del inmueble han corrido a cargo de la APB. Acciona Construcción ha sido la empresa adjudicataria de los trabajos que han supuesto una inversión pública de 5,5 millones  de euros. El proyecto constructivo ha mantenido íntegra la fachada a excepción de la parte orientada al mar, que ha sido sustituida por una vidriera de grandes dimensiones para hacer las funciones de mirador.



El edificio remodelado, de estilo neoclásico, está catalogado y fue construido en 1940. En 1955 fue ampliado hasta los 1.314 metros cuadrados actuales de parcela. Las obras de reforma se iniciaron en febrero de 2019 y estaba prevista su finalización en verano del año pasado, una fecha que ha sufrido retrasos.


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.