SECTOR NÁUTICO

PALMA BOAT SHOW

Máxima tensión en el sector por las fechas del Salón Náutico

Ninguna asociación asume la decisión del IDI de celebrar la feria entre el 3 y el 6 de junio, al inicio de una teórica temporada alta
JOSÉ LUIS MIRÓ

El terremoto provocado por la elección de las fechas del Salón Náutico de Palma por parte del Instituto de Innovación Industrial (IDI), departamento controlado por el partido Unidas Podemos, se ha solapado con la polémica prohibición del fondeo sobre arena que impulsa la Conselleria de Medio Ambiente, en manos de Més, y amenaza con romper definitivamente la relación de cordialidad existente entre el sector náutico y el Govern balear


Inspace

Los teléfonos de los diferentes líderes sectoriales no han dejado de sonar a lo largo de la mañana de hoy y es ya prácticamente unánime el rechazo de las empresas y el resto de operadores náuticos a la propuesta de que el Palma Boat Show se celebre del 3 al 6 de junio en el Moll Vell. Ninguna asociación asume ahora la responsabilidad de la elección de las fechas y todas hablan de “unilateralidad” del IDI y de falta de diálogo de su directora, Mariona Luis, persona de confianza del vicepresidente balear, Juan Pedro Yllanés.  



La Asociación de Empresas Náuticas de Baleares (AENIB) envió ayer un comunicado interno a sus asociados en el que se refería a las “lagunas” y ponía numerosos ‘peros’ a la feria: desde sus fechas, que coinciden con el inicio de una teórica temporada alta, hasta las restricciones sanitarias y la limitación de aforo, pasando por el quebranto, estimado en varios cientos miles de euros, que el Palma Boat Show supondría para los dos concesionarios del puerto obligados a ceder sus instalaciones: Lonja Marina Charter y Amarres Deportivos.



La queja subió aún más el tono en el caso  de ADNEA, la asociación de autónomos de la reparación y mantenimiento de barcos, cuyo presidente, Alex Casares, denunció haberse enterado por la prensa de las fechas de la feria tras no haber sido ni siquiera invitado a la presentación oficial del evento, celebrada a toda prisa el pasado sábado ante la sede de la Autoridad Portuaria de  Baleares, y lamentó que ciertos colectivos empresariales se “arrodillen frente a cargos políticos” y se dejen menospreciar “por encima del interés general del sector”.



La Asociación de Clubes Náuticos de Baleares (ACNB), que forma parte del comité asesor de Palma Boat Show, ha confirmado que en ningún momento dio su beneplácito a las fechas, “entre otras cosas porque no fuimos preguntados”, asegura su gerente, Rafael Palmer, quien protesta por no haber sido informado con anterioridad a la reunión telemática del 12 de febrero y por el “ninguneo” que, a su juicio, supone no dejar que el comité haga su trabajo. “Si todo está decidido de antemano y no pintamos nada, basta que nos envíen un email y no nos convoquen a reuniones donde ni pintamos nada”, remata.



De momento no hay respuesta oficial de la Asociación de Instalaciones Náuticas Deportivas (ANADE), de la que es miembro el puerto Amarres Deportivos, ubicado en el Moll Vell y principal damnificado por las fechas del Salón después un año en el que ha tenido que hacer importantes rebajas para alcanzar el 75% de su  capacidad, pero ya ha trascendido que, igual que el resto de entidades sectoriales, no fue informada de los planes del IDI.



Por último, la Junta Directiva de la Cámara de Comercio ha autorizado la celebración de su salón náutico virtual sin recabar el permiso del Instituto de Innovación Industrial, al interpretar por los últimos acontecimientos que éste ha demostrado no tener ningún interés por el desarrollo de esta plataforma que empezó a funcionar con éxito en el mes de noviembre de 2020. La Cámara estaba convencida de que los salones náuticos físico y virtual discurrirían de forma paralela, pero sus responsables comprobaron el 13 de marzo en la prensa que el Palma Boat Show se había presentado sin una sola mención al proyecto digital ni a su integración en el evento. Y sin invitarles a la rueda de prensa.


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.