PESCA

MEDIO AMBIENTE

Impuestas cuatro sanciones graves por pescar en reservas marinas

Se ha denunciado, entre otras, la captura de una cigala y un mero por debajo la talla reglamentaria en Tagomago
M.P.

La colaboración entre guardapescas del Servicio de Recursos Marinos, dependiente de la Dirección General de Pesca y Medio marino, junto con agentes del Seprona, inspectores de Pesca del Ministerio y del Consell Insular de Ibiza en labores de vigilancia ha permitido interponer cuatro sanciones a pescadores para cometer diferentes infracciones.


BAEZA

En concreto, el pasado 8 de febrero, guardas de la reserva marina de Tagomago e inspectores del Consell de Ibiza sorprendieron un buceador que había capturado una cigala -solo pueden capturarlas pescadores profesionales- y un mero por debajo la talla reglamentaria. También en la misma reserva, días antes, en colaboración con agentes del Seprona, se interpuso una denuncia a dos pescadores que habían capturado seis cabrachos y dos gallos de san pedro que pesaban un total de 15,550 kilos.



La infracción se tramitó por exceder en tres kilos y 400 gramos la cuota permitida y por la ausencia del marcaje de peces obligado en estas especies de valor comercial. Además, en la reserva marina de los Freus de Ibiza y Formentera, el pasado lunes día 15 de febrero se levantó otro acta también por exceso de cuota de calamares.



Por otro lado, en la reserva marina del Migjorn de Mallorca, guardapescas e inspectores del Ministerio denunciaron a un pescador profesional por salir a pescar sin licencia ni seguros.



La Dirección General de Pesca y Medio marino es la encargada de tramitar estas denuncias. Según la Ley 6/2013, de 7 de noviembre, de pesca marítima, marisqueo y acuicultura en las Islas Baleares, pescar sin licencia, por debajo la talla reglamentaria o por exceso de cuota se considera una infracción grave y se puede sancionar con hasta 30.000 euros de multa.


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.