ABoK: la biblia de los nudos marineros

Este librazo es una obra de consulta tan académico como poético, que incluye los nombres, usos, categorías y, en algunos casos, la historia de los nudos. Imprescindible.

Recientemente les hablaba sobre estrellas. Visibles e invisibles, con sus locas constelaciones como Godzilla. ¿Cuántas estrellas visibles hay? Unas 4.000, dicen los astrónomos, aunque desde una latitud determinada tal vez veamos unas 3.500.



¿Saben cuántos nudos hay? Casi 4.000. ¿No les parece fantástica esta coincidencia? Pues lo más increíble es que estén todos reunidos en un solo libro, el enciclopédico Ashley Book of Knots, ABok para los creyentes.


Inspace

Clifford W. Ashley fue un artista norteamericano (1881-1947). Autor, navegante y experto en nudos. Nació en New Bedford, epicentro de la caza de la ballena y eso debe marcar. De hecho, se enroló un verano para documentar dos artículos y a partir de 1925 publicó una serie de piezas en el Sea Stories Magazine. Dedicó toda su vida a recopilar información sobre nudos y está pasión desembocó en el ABok, publicado en 1944 con 3.854 entradas y 7.000 ilustraciones del propio autor. El libro fue reeditado y corregido por la International Guild os Knots Tyer (tienen un perfil de Facebook muy adictivo).



Este librazo se consideraría hoy un coffe table book, un libro para decorar y entretener a las visitas, con sus seiscientas y pico páginas llenas de dibujos de nudos, pero lo cierto es que es una obra de consulta tan académico como poético, que incluye los nombres, usos, categorías y, en algunos casos, su historia.



Hay notas de vida marinera y consejos para atar y transportar botellas por los sedientos marineros.



Lo que hace que podamos perder una tarde detrás del libro es que todos los nudos están numerados. Vamos al libro, nos fijamos en el ABok #779, saltamos a un vídeo en internet y ya podemos pasar horas mirando el móvil con un cabo en la mano tratando de reproducir un Double wall knot para decorar la cremallera de la Slam.



Jody Rosen, en una crítica del The New York Times, califica el libro de laberinto borgiano de literatura náutica y oscuros autores. Dicho así tira para atrás, pero Ashely le dedicó cuarenta años de investigación y once de redacción. Buscó y encontró nudos en barcos, carpas de circos y arpones de esquimales hechos con tuétano de reno.



Nudos de tope, amarre, unión de varias líneas, corredizos, decorativos, botones… Cojan suficiente cabo y busquen. ¡Quiero ver esas alfombrillas hechas por ustedes en los pantalanes este verano!


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.