CRUCERO

COMPETICIÓN

El menorquín Felip Moll gana las 200 Millas A2 de Altea

El regatista del CN Ciutadella se impuso en esta regata de altura junto a Carlos Olsson a bordo del clase mini Bridges to the Sea
M.P.

La embarcación “Bridges to the Sea” del CN Altea, tripulada por Carlos Olsson y Felip Moll, se ha proclamado campeona este fin de semana de la 35 edición de la Regata de Invierno 200 millas A2.


BAEZA

La prueba, organizada por el Club Náutico de Altea, dio el pistoletazo de salida el viernes 5 de marzo con una flota de cruceros compuesta por 37 barcos dispuestos a recorrer las 200 millas que separan Altea de Ibiza.



El Bridges to the Sea se ha proclamado campeón absoluto, siendo la segunda vez que participa en esta regata, una de las más complicadas, duras y difíciles del Mediterráneo y que es clasificatoria para la Copa de España de Cruceros A2.



La participación de Felip Moll y Carlos Olsson en la prueba formaba parte de la preparación de ambos de cara a la regata Mini Transat, una travesía oceánica que se disputará el próximo mes de septiembre.



La salida se produjo con viento de noreste con una intensidad de 8 nudos, lo que permitió una largada espectacular con una flota muy concentrada durante el tramo inicial. En los primeros momentos, la prueba estuvo encabezada por un grupo de unos 16 barcos, que navegaban con velocidades entre los 4 y los 7 nudos de velocidad.



Durante las dos primeras horas de la regata, el Brujo (RCN Valencia) y el DKategoria (Valencia Mar/RCN Valencia), dos de las embarcaciones más grandes, se posicionaron en cabeza, seguidas del Hydra (CN Balis) y el Limbo (CN Altea).



La dirección del viento en el trayecto Altea-Ibiza hizo que Carlos Olsson y Felip Moll (Bridges to the Sea) tomaran rumbo de ceñida, siendo un rumbo no favorable para el Pogo 2 ya que no esta diseñado para esas condiciones y es como más sufre, lo que les hizo llegar prácticamente últimos a Ibiza.



Ya en las inmediaciones de Ibiza, la flota de las 200 Millas A2 se encontró con una encalmada importante en la primera noche de la travesía, produciéndose el efecto acordeón, por lo que la flota se reagrupo y se podría decir que la regata se inició de nuevo. No obstante, las condiciones cambiaron y les permitieron navegar de vuelta durante todo el día.



Olsson y Moll (Bridges to the Sea) fueron capaces de aprovechar la calma posicionándose lo más cerca posible de la siguiente transición. “A partir del norte de Ibiza los vientos eran portantes y eso nos favoreció mucho en este tipo de barco y al ir dos, que normalmente vamos solo uno en esta clase, nos permitió exprimir el barco mucho más y sacarle más rendimiento” comentó Carlos Olsson, patrón de Koan – Bridges to the Sea.



RUMBO ABIERTO



A partir de la Mola, lo que para el resto de la flota suponía ir de popa, para Bridges to the Sea fueron dos largos, por lo que pudieron ir más rápido que el resto pues este tipo de barcos está diseñado para rumbos abiertos. Aprovechando esta ventaja, Olsson y Moll tomaron un rumbo prologando hacia el sur para evitar la calma de la isla. Este cambio de rumbo arriesgado les salió bien y les situó en la primera posición de la clasificación combinada.



Alrededor de las 19.00 horas del sábado, la flota se fue acercando a la meta situada en Altea. El Hydra del CN Balis fue el primero en cruzar la línea de llegada a las 19:20 horas, convirtiéndose así en el ganador en tiempo real, seguido del Brujo (RCN Valencia) que llegó a las 19:36 de la tarde y el Trabuco (RCN Torrevieja) a las 20:17 horas.



Tras obtenerse los tiempos compensados, Bridges to the Sea, del CN Altea, se hizo con el triunfo final absoluto y, con ello, sus tripulantes se llevaron de premio dos lingotes de plata de un kilo cada uno.


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.