PUERTOS

CONCESIONES PORTUARIAS

Ports IB confirma a la empresa de la hija de Díaz Ferrán al frente del varadero de Ciutadella

Desestima el recurso de Astilleros Llompart y recalca que los informes técnicos, jurídicos y económicos “aseguran la corrección administrativa de la decisión tomada”
MALLORCA PRESS

El Consejo de Administración de Ports de les Illes Balears (Ports IB) aprobó ayer desestimar el recurso de reposición interpuesto por Astilleros Llompart contra la adjudicación de la concesión del servicio de varadero a la empresa Marina Seca, participada por la hija y el yerno del ex presidente de la patronal española Gerardo Díaz Ferrán.



En una nota remitida a los medios, Ports IB señala que “el recurso presentado por Astilleros Llompart se reafirmaba sobre las alegaciones manifestadas durante la tramitación del procedimiento sin aportar nuevos argumentos o informaciones relevantes para el proceso”. Por esta razón, el Consejo de Administración “ha decidido desestimar las alegaciones formuladas, y agotar así la vía administrativa, y también levantar la suspensión de la efectividad del acta por la cual se adjudicaba la concesión a la empresa Marina Seca Ciutadella”.



A partir de esta decisión, el proceso de adjudicación podrá continuar con la exposición pública del proyecto y la solicitud de informe municipal en el plazo de un mes. Posteriormente se llevará a cabo la aprobación del proyecto por parte del Consejo de Administración de Puertos de las Islas Baleares y, una vez aprobada, “se otorgará el título concesional, momento en el cual se podrán ceder los terrenos a la nueva concesionaria de este servicio y esta podrá empezar a hacer las obras para habilitar el espacio a su oferta”.


GrupoBarco

Ports IB recuerda que Marina Seca pagará un canon “muy superior” al ofrecido por sus competidoras. También destaca que la empresa de los Díaz Ferrán ha ofertado una “reducción de las tarifas por los servicios a sus usuarios”, así como la instalación de un carro de varada y una grúa con capacidad igualmente “muy superior” a los existentes en la actualidad y mejoras en las instalaciones por valor de 485.203 euros.



“El proyecto de la oferta ganadora incluye también la construcción de un nuevo edificio para albergar las oficinas y los servicios de atención al usuario, basado en los principios de eficiencia energética, uso de energías renovables, accesibilidad y espacios permeables”, añade la nota de Ports IB, que hace una detallada descripción de las bondades de la obra propuesta por Marina Seca, pero que no se refiere al hecho de que tres de los consejeros de este organismo portuario optaron por abstenerse en la votación al no ver claro que esta empresa pueda cumplir sus promesas.



Una vez elegida la propuesta de Marina Seca Ciutadella, la empresa tuvo que presentar un proyecto ejecutivo, es decir, un documento que se adecua al proyecto básico pero que desarrolla y justifica con detalle todos los aspectos de la propuesta. “Una vez recibida, Ports IB realizó una nueva revisión de la viabilidad del proyecto y concluyó, una vez más, que se trataba de la mejor opción de las tres presentadas y que cumple todos los requerimientos jurídicos exigidos.



La oferta de la empresa Marina Seca Port de Ciutadella pretende facturar 500.000 euros anuales, de los cuales 271.000 corresponden a “prestaciones de servicios”  y el resto a izadas y reparaciones en la propia instalación portuaria.



Astilleros Llompart, la empresa que gestiona el varadero desde los años 80 del siglo pasado, sostiene que estas cifras son “desmesuradas” y que los servicios de varada, mantenimiento de barcos y cesión de espacio para trabajos en régimen de libre competencia son insuficientes para alcanzar  el medio millón de facturación y, en consecuencia, la posibilidad de abonar un canon anual de 101.000 euros al Govern balear: “Las previsiones de Marina Seca son irreales y están infladas con el único objetivo de conseguir la concesión”.



Ports IB responde a esto asegurando que los informes técnicos, jurídicos y económicos “aseguran la corrección administrativa de la decisión tomada”.



Marina Seca, según informó en exclusiva Gaceta Náutica el pasado 21 de junio en una inforrmación de la que luego se hicieron eco eldiario.es e IB3 TV, hizo valer su mayor oferta económica, muy superior a los 36.500 de Astilleros Llompart. La Comisión Técnica dio por buena toda la documentación acreditativa del proyecto de Marina Seca y no apreció temeridad en el canon. Los abogados de Astilleros Llompart han alegan que la Ley de Contratos del Sector Público establece la anormalidad de una oferta cuando supera en un 10% la media aritmética si concurren tres licitadores y que en este concurso es superior “en un 276%”.



La concesión del varadero de Ciutadella consta de una explanada de 1.484 metros cuadrados y un espejo de agua de 785, de los cuales 500 pertenecen a la rampa de varada y no son útiles para amarre. Actualmente dispone de una grúa de 12,5 toneladas y un tren de varada de 300 toneladas.



El concurso se viene tramitando desde el año 2018. Ports IB realizó una modificación de las bases el 27 de diciembre de 2018 y justo un día después Marina Seca Port de Ciutadella cambió su objeto social para incluir servicios de industria naval.  En esa misma fecha, Marta Díaz, hija de Díaz Ferrán, cesó como administradora única  y fue nombrado Damián Díaz  Camps, persona ajena a la familia y que es quien aparecía entonces ahora al frente de la empresa.


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.