MEDIO AMBIENTE

MEDIO AMBIENTE

Medio Ambiente retoma la Red de Monitorización de Posidonia

El sistema depende de forma íntegra de la participación ciudadana a través de clubes de buceo y grupos de buceadores voluntarios
M.P.

La Red de Monitorización de la Posidonia inició ayer, domingo 28 de marzo, su actividad de este año en la zona de Son Verí Nou de Palma, donde se encuentra una de las 39 estaciones fijas distribuidas en todo el archipiélago.


Club de Mar

El objetivo de la Red es determinar el estado de conservación de las praderías de posidonia a lo largo del tiempo, como herramienta para la adecuada gestión, y conservación, de este ecosistema.



La Red se puso en marcha en 2002, aunque fue interrumpida entre 2012 y 2017. Hace cinco años se recuperó gracias a los fondos del Impuesto de Turismo Sostenible asumiendo su gestión la Dirección General de Pesca y Medio marino. A partir de este año, y después de un acuerdo con la Consellería de Agricultura, Pesca y Alimentación, será gestionada por el servicio de Protección de Especies de la Consellería de Medio Ambiente y Territorio.



El sistema depende de forma íntegra de la participación ciudadana, y cada año se ofrece a varias instituciones, clubes de buceo y grupos de buceadores voluntarios, la oportunidad de participar en este proyecto centrado en el estudio del estado de conservación del fondo marino.



La Red de Monitorización de la Posidonia está formada por varias estaciones fijas alrededor de las principales islas del archipiélago balear donde se controlan periódicamente una serie de parámetros propios de las praderas y relacionados con su estado de conservación: cantidad de posidonia oceánica, presencia de nácares (especies asociadas de gran interés), presencia de algas invasoras y, adicionalmente, temperatura del agua.



Cada entidad o centro de inmersión voluntario muestrea una o varias estaciones en función de sus posibilidades. Generalmente, el muestreo de una estación requiere una única inmersión con la participación de un mínimo de cinco o seis buceadores voluntarios.



La coordinación y organización del muestreo de cada estación recaen sobre la coordinadora de la Red, mientras que otros aspectos logísticos de la salida pueden depender de los centros de inmersión o entidades. Antes de cada inmersión siempre se realiza una pequeña formación para que los buzos voluntarios se familiaricen con las técnicas y materiales empleados.


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.