ENTREVISTA

Cati Darder «Estamos del lado de los clubes y ayudaremos en lo que podamos»

La regatista mallorquina, que fue subcampeona del mundo de la clase 420, se convierte en la primera presidenta de la Federación Balear de Vela
ELENA PIPÓ

Cati Darder (Palma, 1970) lleva toda la vida entre regatas. Empezó compitiendo en vela ligera, donde consiguió ser subcampeona del mundo de la clase 420 con su hermana María, en 1989.  Hoy sigue en activo en la categoría crucero, aunque alguna que otra vez también navega en Snipe. Licenciada en filología inglesa y MBA en Esade, ha compaginado su trabajo profesional y su labor como presidenta en la Asociación Balear de Optimist desde 2014. Hace un mes fue nombrada  presidenta de la Federación Balear de Vela. Es la primera vez que una mujer y una regatista accede a este cargo. 


VANGUARD

Pregunta.– La FBV vive un momento dulce ¿Qué nuevas ideas o proyectos le gustaría poner en marcha?

Respuesta.– En primer lugar debo decir que la labor de Chimo González Devesa en estos 8 años ha dejado a la FBV en una situación envidiable. Tenemos estabilidad económica, un equipo humano inmejorable y un gran prestigio deportivo en muchas disciplinas. La nueva junta directiva se ha propuesto mantener una línea continuista en la vela ligera y dar un impulso al crucero. Tambiénqueremos potenciar la vela adaptada en más clubes, destinar más esfuerzos y recursos a los clubes más necesitados y a sus regatistas, y seguir impulsando la formación. Otro objetivo es facilitar la transición de las clases infantiles a juveniles y la de éstas a las categorías olímpicas.

P.– ¿Cuáles son las fortalezas y las debilidades de la FBV?

R.– El trabajo en equipo, entre clubes y federación, ha sido la clave para que la labor excepcional de los entrenadores y los técnicos de la FBV llevara a los regatistas de Baleares a liderar las distintas clases de vela en las categorías infantiles y  juveniles. Nuestra aspiración es lograr más ingresos para dar apoyo a los que más lo necesitan.

P.– Es la primera mujer pero también la primera presidenta que sale elegida del estamento de los regatistas. ¿Qué suponen para usted ambos hitos?

R.– Ser la primera mujer presidenta genera normalidad. La verdad es que he llegado hasta aquí de forma natural. Me siento contenta y espero que otras mujeres se animen a asumir retos similares. El tiempo dirá si aportamos un enfoque y una manera de trabajar distintas. En cuanto a mi perfil de regatista, creo que será muy positivo aportar la experiencia de tantos años navegando y compitiendo.

P.– ¿Hay margen para obtener más licencias y nuevos recursos?

R.– La FBV cerró el año pasado con 1.335 licencias deportivas, 108 de técnicos y 64 de jueces, además de las 4.000 de las escuelas de vela. La ausencia de competiciones y la limitación de los aforos en las instalaciones deportivas ha motivado un descenso significativo en comparación a 2019. Me gusta ver las cosas en trayectoria y tengo espero obtener más recursos, explorando nuevas subvenciones y fondos que reconozcan la vertiente turística de la vela, no sólo la deportiva que se da en el caso de competiciones como el Trofeo Princesa Sofía y la Copa del Rey.

P.– La FBV sólo cuenta con unas oficinas como sede pero no tiene espacio propio cerca del mar. La APB propuso ocupar parte de las instalaciones del extinto Club de Molinar. ¿Aceptarán la oferta?

R.– Es una iniciativa del Govern balear con la APB. Nosotros no lideramos este tema y, de hecho, la desaparición de un club como el del Molinar ha sido un proceso doloroso por todo lo que ha implicado. Calanova fue históricamente la sede de la FBV y debió continuar siéndolo. Hace tiempo que se busca una salida al mar.

P.– Uno de los talones de Aquiles de la vela ha sido el tránsito de la vela infantil a la juvenil. ¿Qué propone para revertir esta situación?

R.– La FBV contempla en sus planes deportivos que los regatistas cuenten con los medios necesarios para compatibilizar el estudio con la competición. No todos los clubes tienen  las clases de vela juveniles consolidadas y debemos ayudarles en esta tarea. Es nuestra misión facilitar esa transición e impulsar tripulaciones mixtas.

P.– ¿Qué opina de las nuevas clases juveniles que se han incorporado con fuerza en algunos clubes como el 29er o el IQFoil?

R.– Cuanto mayor sea el abanico para elegir la clase que mejor se ajuste a cada regatista, mucho mejor. Creo que el 29er debería tener un circuito nacional con un calendario de regatas amplio. También faltaría dar una  mayor promoción estatal al IQFoil, porque en la última competición autonómica balear participaron 40 tablas. Es una clase en auge.

P.– ¿Cree que la vela es vista como un deporte de ricos?

R.– Mi experiencia personal es que la vela es un deporte desconocido en cuanto lo que se hace y cómo se desarrolla, pero no tenemos mala imagen. Nos miran con admiración por el valor y las dificultades que implica. No ven gente rica, o no debería ser así: hay deportes populares más caros que la vela.

P.– Ha regateado en vela ligera y ahora en crucero ¿Cuáles han sido los mayores cambios que ha experimentado este deporte?

R.– El mayor cambio es la profesionalización de este deporte en todos los ámbitos, desde la formación del regatista en planos como el físico, psicológico y deportivo, la evolución de los materiales de las embarcaciones y la ropa técnica, hasta los monitores, los técnicos y los clubes, con todo su apoyo material y logístico. Antes era un deporte que sacábamos adelante por iniciativa propia. El cambio del concepto de navegación ha sido impresionante y ha venido de la mano de la transición hacia el espectáculo que han aportado las nuevas clases con foils.

P.– ¿Cómo valora la posibilidad de que el Real Club Náutico de Palma pueda desaparecer en 2022 como ya ha sucedido  con otros clubes de esta comunidad?

R.– La situación por la que han pasado y están pasando algunos clubes es dramática y nos preocupa mucho. La FBV está del lado de los clubes y les ayudaremos en lo que necesiten. Así se lo hemos trasmitido al presidente del RCN Palma, Emerico Fuster. Quiero pensar que existirá voluntad para que esta situación llegue a buen puerto. El colectivo de la vela se merece tener una continuidad dentro del club. La actividad de los clubes es fundamental para el desarrollo del deporte de la vela. Sin ellos no existiría. 


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.