SECTOR NÁUTICO

TRIBUNA ABIERTA

Ni puente ni mando

El autor, tutor de prácticas académicas de formación profesional de la Marina Mercante, critica las directrices impuestas por la naviera Armas para los alumnos de cubierta: “No son trabajadores low cost”.
JAVIER CARBAJOSA GARCÍA

Aún recuerdo mi primer embarque de alumno en el buque “Mercedes del Mar” de la desaparecida ISCOMAR, barco que muchos de los lectores recordarán por ser uno de los ferris que comunicaban diariamente las islas con la península.



Después de más de 7 años de mar y de haber a desempeñar la máxima categoría profesional que mi titulación permite, y ahora como docente en el Centro Integrado de Formación Profesional Nauticopesquera de Palma, cae en mis manos una publicación web que habla de nuevas directrices para alumnos de cubierta en buques de la compañía Armas.


GrupoBarco

Rápidamente llama mi atención este hecho, puesto que en estos momentos soy tutor de prácticas académicas con varios alumnos de la escuela embarcados.



Párrafo tras párrafo mi asombro crece con apartados como:



“El alumno dependerá jerárquicamente del contramaestre”.



“Quedan excluidas las guardias de portalón y puente durante la navegación”.



“Harán vida de cámara y comidas con los marineros”.



Y así un largo compendio de incongruencias y despropósitos propios de una conversación de barra de bar al más puro estilo “sujétame el cubata…”



Como por arte de magia, a mi teléfono llega un mensaje con el documento original al que se refiere el artículo, firmado y sellado por el mismísimo Luis Méndez Concepción, jefe de Flota y DPA de la compañía ARMAS, que, además de ex profesor de la escuela náutica de Tenerife, es capitán.



Para el que no esté familiarizado con el organigrama de un buque mercante, según el convenio  internacional STCW ratificado por España y reflejado en el BOE nº 159 del 2 de julio del 2009, un alumno es un OFICIAL EN PRÁCTICAS, a las órdenes del CAPITÁN, algo que ya choca frontalmente con la decisión, que no proposición, del sr. Méndez,  puesto que se trata de una circular de inmediata ejecución.



Hasta aquí, todo sería discutible en largos debates de abolengo e historietas de antiguos embarques y de aquel botones que llegó a director de hotel pasando por todos los puestos… Pero hay algo que se escapa, que es que un alumno no es un trabajador low cost; su seguro, en muchas ocasiones escolar, no creo que cubra posibles accidentes en labores de “trincaje de carga, picado de cubierta, pintado de costado o limpieza de cristales exteriores”, como dicha circular obliga en sus apartados.



No, señor mío, hasta ahora este país ha dado algunos de los mejores marinos y profesionales que hay en el mundo, por mucho que desde fuera se nos quiera menospreciar y como para tener que aguantar ahora actos de displicencia con la  cantera de futuros oficiales de la Marina Mercante Española, ya con un futuro incierto, sin apenas buques nacionales donde hacer prácticas en parte gracias a la gran gestión de los que yo denomino “No Navieros” de este país, aunque como dice un gran amigo… Eso es otra historia.


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.