CLUBES

CONCESIONES

La RFEV advierte del “grave peligro” que corre la vela si no se protegen los clubes náuticos

Las reformas legales articuladas hasta el momento para evitar que los clubes pierdan sus históricas concesiones han sido un fracaso
MALLORCA PRESS

La Real Federación Española de Vela (RFEV) ha expresado su "máxima preocupación" por la situación de precariedad en la que se encuentran numerosos clubes náuticos españoles ante la renovación de sus concesiones. El último caso conocido es el del Real Club Náutico de Palma, cuyo derecho a ampliar el plazo de su concesión ha sido puesto en cuestión por un informe de la Abogacía General del Estado. El plazo de la histórica entidad mallorquina, organizadora de la Copa del Rey MAPFRE y la que cuenta con un mayor número de licencias de vela en Baleares, expira en diciembre de 2022.



La RFEV señala que "sin clubes no existiría la vela" y, en consecuencia, "las graves dificultades que afrontan estas entidades para garantizar su futuro –en algunos casos a corto plazo– son un problema de esta federación y de todas las miles de personas que practican este deporte en nuestro país".


VANGUARD

Tanto la RFEV como la Confederación Española de Asociaciones de Clubes Náuticos (CEACNA) vienen advirtiendo desde hace años que la Ley de Puertos del Estado favorece "de una manera clara" el modelo de las sociedades mercantiles frente a las asociaciones deportivas sin ánimo de lucro. "Las reformas legales articuladas hasta el momento para evitar que los clubes pierdan sus históricas concesiones, sin las cuales no dispondrían de recursos para desarrollar la labor de fomento y promoción de nuestro deporte, han sido un fracaso", denuncia la RFEV, que añade: "Urge que dicha legislación recoja de una vez, sin titubeos ni medias tintas, una defensa clara de la figura de los clubes náuticos, reconociendo su función social y su carácter estratégico para la economía de las ciudades y localidades que los acogen".

Javier Sanz, presidente de la RFEV, no oculta su temor a que la situación de incertidumbre en la que se encuentran inmersos varios clubes náuticos españoles, sometidos en algunos casos a una mayor fiscalización de la que sufren las marinas y puertos recreativos mercantiles, “sea perjudicial para el deporte de la vela”.

“La función de los clubes náuticos es esencial, especialmente con la vela de base, juvenil y de crucero. Son los que atraen a los navegantes más jóvenes a través de sus escuelas, los que los forman y los que organizan las principales competiciones. Todo esto lo hacen sin reclamar recursos públicos ni subvenciones gracias a un modelo de gestión que se ha demostrado sostenible y que es la envidia de muchos otros países. No es de recibo que cuestiones meramente formales o el desmedido ánimo de lucro de las autoridades portuarias puedan poner en riesgo la supervivencia de los clubes y los evidentes beneficios económicos  y sociales que aportan a sus ciudades”, asegura Javier Sanz.

La RFEV, cuya asamblea está formada por los estamentos de clubes, técnicos y deportistas, pide a los organismos competentes (gobiernos regionales, Ministerio de Transportes y Movilidad, autoridades portuarias y ayuntamientos) que se tomen “muy en serio” este problema que ya afecta a importantes entidades deportivas de comunidades como Baleares, Canarias, Andalucía y Valencia.

“Somos en parte una federación de clubes y nos consideramos damnificados directamente por esta situación. Trasladaremos nuestra inquietud al Consejo Superior de Deportes (CSD) y a todos cuantos organismos oficiales sea necesario. Esta amenaza ha dejado de estar en el horizonte para convertirse en una realidad del presente, ya que en muchos casos se ha jugado a llevar a los clubes al límite de sus periodos concesionales para dejarlos sin aire. Ya se han dado casos de desaparición de clubes históricos. Es algo que está pasando y ante lo que esta federación no puede quedarse de brazos cruzados”, concluye Sanz.


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.