PIRAGÜISMO

PIRAGÜISMO

El K4 español entrena con la nueva embarcación con la vista en Tokio

El mallorquín Marcus Cooper forma parte del equipo de piragüismo que representará a España en los próximos Juegos Olímpicos
M.P.

El entrenador del K4 500 español, Miguel García, ha dicho hoy que afrontan el sueño de ser campeones olímpicos en Tokio con "ilusión indescriptible", cuyo reto intentarán conseguir con la nueva embarcación con la que ya han entrenado esta mañana nada más descargarla del remolque los propios palistas: Saúl Craviotto, Marcus Cooper Walz, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade.


RCN Port de Pollença

Así lo ha manifestado durante la rueda de prensa ofrecida en las instalaciones de Trasona (Asturias), donde esta mañana, transportada por el fabricante portugués Nelo, han recibido la nueva embarcación con la que competirán en la Copa del Mundo en Szeged (Hungría), del 14 al 16 de mayo, y que desde allí enviarán a Tokio para competir con ella en los JJOO.



La nueva piragua, construida en tiempo récord en la factoría lusa tras el accidente sufrido en la autopista en el que quedaron destrozadas las embarcaciones anteriores, mide 11 metros de longitud y pesa 30 kilos, adecuándose a la normativa de la Federación Internacional.



La principal novedad radica en las modificaciones para adaptar la embarcación al peso de los palistas en busca de la mejor distribución adecuada a la fisonomía de los palistas, que favorezca la hidrodinámica del barco.



El K4 500 español, triple subcampeón del mundo, disputará la única competición antes de su participación en los JJOO en la Copa del Mundo de Szeged. “Desconocemos los rivales que nos encontraremos allí, pero creemos que será una Copa del Mundo muy concurrida en la que estarán todos los favoritos para luchar por el podio en Tokio. Esperamos ver a Alemania, Eslovaquia, Rusia, y Hungría, que parece que ha reforzado el K4; incluso algunas potencias presentarán dos embarcaciones”, ha dicho Miguel García.



"En Szeged vamos a testar la embarcación y comprobar el estado de forma en el que estamos", ha comentado el entrenador, que ha abundado que la preparación está siendo "muy buena", y ha situado a la Copa del Mundo como un test "intermedio" que afrontan con "mucha ilusión" tras casi dos años sin competir, ya con "ganas de medirse con los rivales y estudiar un poco las embarcaciones de los demás".



El catalán Saúl Craviotto, que además se perfila como abanderado del equipo olímpico español, ha dicho: “En mi caso, tengo la posibilidad de agrandar un palmarés que cuando era cadete o juvenil jamás hubiera soñado. Mis 4 medallas olímpicas son un aliciente para intentar sumar alguna más”.



Por su parte, el balear Marcus Cooper Walz ha relevado que, después de haber sido campeón olímpico en Río en el K1 1.000, poder luchar en Tokio por una medalla en el K4 500, es un objetivo “tan apasionante” que vive para intentar conseguirlo con la "experiencia" que le da haber competido en los últimos Juegos en los que logró el oro.



El gallego Carlos Arévalo competirá en 2 pruebas, ya que además del K4 500, lo hará en K1 200. “Soy el único de los 4 que nunca ha participado en JJOO. Mis resultados en los selectivos nacionales han sido excelentes, y ahora quiero refrendarlos en Tokio”, ha confesado. Rodrigo Germade, que en Río 2016 quedó quinto con el K4 1.000, ha explicado: “Llevamos 3 Campeonatos del Mundo siendo subcampeones, ahora queremos esa medalla olímpica”.



 


¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.