PESCA

ENTREVISTA

«Los pescadores profesionales piensan que el mar es suyo»

Andrés Sureda, director de la Comisión de Pesca Submarina de la Confederación Mundial de Actividades Subacuáticas (CMAS) y promotor de la plataforma ‘STOP falsas reservas’
J.L. MIRÓ

Andrés Sureda es director de la Comisión de Pesca Submarina de la Confederación Mundial de Actividades Subacuáticas (CMAS) y uno de los promotores de la plataforma ‘STOP falsas reservas’. Muy conocido en los ambientes náuticos por su condición de seleccionador nacional de pescasub hasta hace pocos años, asegura que el colectivo de los pescadores recreativos (y en particular el de los submarinos) ha sido demonizado por las administraciones públicas, a las que responsabiliza de haber creado «un modelo de reserva marina que no protege los recursos al permitir la pesca profesional». 



Pregunta.– ¿Cuál es el motivo de la creación de esta plataforma? 

Respuesta.– Los pescadores submarinos y recreativos no hemos sido capaces de consensuar una respuesta a la discriminacion sufrida durante años. El desproporcionado mapa balear de falsas reservas marinas y el proyecto del nuevo Real Decreto de Pesca Marítima nos ha hecho ver que era hora de unirnos. Como esto no cambie, no vamos a tener donde poder disfrutar de nuestra afición y del autoconsumo al que todos tenemos derecho. La soberanía alimentaria es un derecho. 



P.– Los pescadores submarinos tenéis mala fama.

R.– Sí, y esto es fruto de la desinformación. Es algo que yo a día de hoy sigo sin poder entender. Vemos imágenes de un barco profesional que coge 7.000 kilos de lubina con redes de cerco y lo aplaudimos, diciendo «qué buena pescada»; sin embargo, un pescador submarino sube una foto con un mero y se le tilda de depredador desalmado. ¿Tú entiendes esto? La dejadez de las administraciones ha llevado al pescador profesional a pensar que tiene el derecho de explotación absoluto sobre el mar, a que es suyo, cuando no es así. Se tiene que cumplir un principio de proporcionalidad.



P.– ¿A qué os referís en vuestra plataforma cuando habláis de falsas reservas? 

R.– A que su regulación no protege eficazmente la costa balear, pese a que representan casi la mitad del litoral. En el 97% de las reservas actuales se puede practicar la pesca profesional  de artes menores  y alguna modalidad recreativa. No así la pesca submarina ni la mitad de modalidades posibles desde embarcacion. Estamos a favor de las reservas marinas, pero que sean reales y ocupen un espacio ajustado a la Agenda 2030 de la UE.  Desde el momento en que se puede practicar la pesca profesional en una reserva, ésta deja de serlo. En la RMIP del Llevant de Mallorca pueden pescar los profesionales, pero la pesca submarina está totalmente prohibida, cuando representa el 1% de las capturas en Baleares. Es una tomadura de pelo. Por eso decimos que son falsas sin ningún miedo.



P.– Entiendo, pues, que estáis a favor de las reservas y lo que criticáis es el modelo de gestión.

R.– Si de verdad queremos proteger los recursos, que nadie pueda pescar en una determinada zona. Eso sí, que también se exijan otras medidas: tratamiento de las aguas residuales de emisarios y levantamiento de las redes fantasma. Estamos a favor de las reservas integrales. No estamos en contra de los pescadores profesionales, pero, como es lógico, no nos parece bien esa permisividad a una mal llamada pesca artesanal que coloca un palangre con 500 anzuelos dentro de una reserva marina.



P.– ¿Qué porcentaje del pescado extraído anualmente en las Islas corresponde a las  licencias de pesca recreativa?

R.– Según informes realizados  recientemente por técnicos de la Generalitat de Cataluña, entre un 5 y un 7% . En el caso de Baleares, la estimación es que 252 embarcaciones profesionales capturan alrededor de 4.500 toneladas, mientras que 45.000 licencias recreativas capturan 1.306 toneladas, de las cuales 54 corresponden a la pesca submarina. Los datos están ahí. Tenemos una pequeña cuota. Sin embargo, desde hace tiempo se lanzan mensajes para que la opinión pública piense que los pescadores recreativos somos los que dañamos los recursos. Es falso. 



P.– Los pescadores submarinos decís que sois los más selectivos y, sin embargo, los más penalizados. ¿Cómo se explica eso?

R.– La pesca submarina es la más selectiva porque vemos lo que intentamos pescar y lo hacemos en apnea, por lo que tenemos entre uno y dos minutos para obtener la captura antes de volver a la superficie.  Tenemos unas tallas minimas y un maximo de capturas diario de 5 kilos. Respetamos estas normas.



P.­– Pero hay furtivos.

R.– El furtivismo existe en todos los sectores, tenemos que ir contra esa actividad ilegal, pero no pensemos que es exclusivo de la pesca recreativa. También hay furtivismo en las flotas profesionales. Un furtivo  no es ni profesional ni recreativo. Es simplemente un furtivo. 



P.– Qué valoración hace del decreto de Ley de Pesca Marítima que prohíbe la pesca de recreo desde un kayak

R.– ¿Cómo puedes prohibir que alguien vaya con su kayak y tire una línea para poder capturar un verderol o una llampuga. ¿Conseguimos proteger el mar con esas restricciones cuando los profesionales pueden capturar en unas horas hasta 80.000 kilos de corvina con un cerco? Estos proyectos de ley deberían estar elaborados por los técnicos y consensuados por todos los pescadores. El borrador incluye verdaderos disparates. Esperemos que cunda el sentido común y se acepten las alegaciones que hemos presentado.


BAEZA

¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.
Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.
Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.
Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.
Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.