HISTORIA, PATRIMONIO, LITERATURA

 

Moonbeam IV gana el Desafío Panerai de barcos clásicos

La 37a edición de Les Régates Royales ha marcado el final de la exitosa temporada del Trofeo Panerai Classic Yachts Challenge patrocinado por Officine Panerai.
M.P.

Moonbeam IV (categoría de grandes barcos), Manitou (categoría de época) e Il Moro di Venezia I (categoría clásica) son los tres prestigiosos veleros que han ganado los trofeos de la temporada de 2015, añadiendo sus nombres al cuadro de honor del circuito mediterráneo del Trofeo Panerai Classic Yachts Challenge. En la etapa final del circuito participó una flota de unos 80 barcos de entre 7 y 60 metros, construidos desde finales del siglo XVIII hasta principios del actual.



El final estuvo a la altura de la 11a edición del principal circuito internacional de estas Grandes Damas del mar tras una temporada de regatas larga y emocionante en Antibes (Francia), Porto Santo Stefano (Italia) y Mahón (España).



El Moonbeam IV, que navega bajo pabellón del Real Club Náutico de Palma, es un cúter de cangreja de 35 metros botado en 1914 en el astillero escocés William Fife & Son. Construido en teca sobre una estructura de acero, ha participado en tres etapas del circuito de este año: Antibes, Mahón y Cannes. Es la tercera vez que el Moonbeam IV se alza con el codiciado trofeo de la temporada en la categoría de grandes barcos, después de las victorias obtenidas en 2011 y 2012.



En cuanto al Manitou, es una yola bermudiana de 18,8 metros, botada en 1937 en EE.UU. y diseñada por el legendario estudio neoyorquino Sparkman & Stephens. Este año ha competido en todas las etapas del circuito, alzándose por primera vez con el trofeo en la categoría de época, al vencer a sus rivales más cercanos en la categoría: el Rowdy (1916), el Chinook (1916) y el Leonore (1925).



El histórico velero italiano de 20,41 metros Il Moro di Venezia I, diseñado por German Frers, obtuvo su segundo trofeo de la temporada en la categoría clásica, habiendo sido vencedor también en 2013. Con una tripulación de 18 regatistas procedentes de Corinto, Il Moro di Venezia I compitió en las etapas de Antibes, Porto Santo Stefano y Cannes del circuito, tras una remodelación parcial del casco, que posiblemente le allanara el camino hacia la victoria. Con base en Portofino, Liguria, Il Moro enarbolaba los banderines de los dos clubes de los que es miembro: el Club Náutico de Mónaco y el Club Náutico de San Remo.



En Les Régates Royales también se entregaron cuatro relojes deportivos de lujo Panerai a los ganadores de las principales categorías. Aparte de la victoria mencionada de Moonbeam IV en la categoría de grandes embarcaciones, el Tilly XV, de 12 metros, resultó ganador en la categoría de época. En la categoría clásica, el primer puesto del podio lo ocupó el cúter Marconi EA de 19,5 metros, construido en 1952 en el astillero Baglietto. Por último, en la categoría Espíritu de Tradición el vencedor fue el Helisara, un velero de 11 metros construido en 1968.



En el Challenge of Challenge, un trofeo promovido este año por Officine Panerai que consiste en el enfrentamiento directo entre dos embarcaciones, el Moonbeam III de 1903 cruzó la línea de meta por delante del Hallowe’en de 1926. En la flota de Dragones, en la que participaron 40 embarcaciones, se alzó con la victoria general el M3, patroneado por el alemán Michaël Schmidt.