BOTÓN DE ANCLA

ANTONIO DEUDERO

Abogado, antes fui técnico de la Federación Andaluza de Vela en el puerto de Málaga como monitor de vela ligera y vela de crucero, además de juez y oficial regatas. Actualmente técnico en Seguridad Operacional de Navegación Aérea en el aeropuerto de Palma. Entre el 2011 y el 2015 tuve el honor de ostentar el cargo de director general de Ports i Aeroports del Govern Balear y la Vicepresidencia ejecutiva Ports-IB. Desde 2008 Oficial reservista voluntario de la Armada, con rango actual de Alférez de Navío.

Autonomía energética: la nueva encrucijada

Nos toca ahora una época con retos enormes. Uno de ellos es la consecución por España de la autosuficiencia energética.

Con el tema del gas ruso y la invasión de Putin a Ucrania comprobamos como el principio aplicado en las relaciones internacionales de buscar una mutua interdependencia entre naciones -bajo la idea de que ello redundaría en la recíproca confianza y estabilidad-, ha fallado estrepitosamente.

Formo parte de una generación de europeos en la que ni nuestros padres ni nosotros mismos nos hemos visto envueltos en ningún conflicto bélico en nuestras ciudades, en nuestros países. La guerra fría es para la historia la época de mayor prosperidad vivida nunca en occidente, a pesar del frágil equilibrio entre los dos ejes, en permanente gresca amenazadora. 

Nuestra infancia, adolescencia, juventud, estudios universitarios y la entrada en el mercado laboral lo fueron en un entorno de paz, de crecimiento económico y plenitud de derechos sociales y libertades democráticas. Pero de repente, esta feliz realidad se trunca con la llegada de una pandemia sanitaria mundial seguida de una guerra que nos devuelve a un escenario, cuando menos, perturbador.

Nos toca ahora una época con retos enormes. Uno de ellos es la consecución por España de la autosuficiencia energética. Para ello son varias las fuentes de energía, complementarias unas de otras y no excluyentes. En mi opinión:

  • Hay que mantener las fuentes de energía tradicionales. Mediante el fracking España puede hacer posible la localización y extracción de petróleo y gas propios. No debemos ni podemos autolimitarnos en este sentido.
  • Hay que reimpulsar la energía nuclear. Existen mini reactores nucleares tipo SMR, de última generación, que abaratan muchísimo la electricidad y minimizan la contaminación y el riesgo y que no necesitan de obra civil alguna (son de un tamaño que pueden ser transportadas por camión a donde se quiera).
  • Hay que promover la energía solar, pero complementando las plantas de placas fotovoltaicas (de tanto impacto visual), por los nuevos sistemas como las tejas tradicionales que realmente son placas solares fotovoltaicas. Con 40m2 en cada vivienda se llegan a generar hasta 3 KWh de electricidad. Los techos de las casas serían productores de electricidad, con cero impacto ni medioambiental ni visual, pues de forma y color son como las tradicionales.
  • Hay que fomentar la energía eólica. La instalación de los grandes aerogeneradores -clásicos molinos de viento- ha de venir acompañada de la promoción de los sistemas de turbinas eólicas y aerogeneradores que, por su menor tamaño, puedan tener un uso más familiar o local.
  • Hay que promover el hidrógeno: gran iniciativa la planta de Lloseta, que generará hasta 300 toneladas de hidrógeno verde cada año, producidas a partir de dos plantas fotovoltaicas. Se podrá suministrar combustible limpio a autobuses, furgonetas de reparto, así como para edificios e industrias.
  • Hay que promover el bioetanol, sustancia generada a partir de distintos procesos de fermentación de materias orgánicas vegetales, con las que se consigue un alcohol que se puede emplear como combustible limpio, renovable e inagotable.

 Y lo más cercano: los mares, fuente inagotable de energía, pues:

  • Absorben grandes cantidades de energía solar, por lo que la instalación de parques fotovoltaicos marinos debería ser una de las prioridades.
  • Los clásicos molinos de viento pueden y deben ser instalados también en zonas marinas donde, anclados al fondo, puedan producir energía de forma más constante en los lugares ventosos.
  • Energía Mareomotriz (corrientes), Energía Undimotriz (olas), Energía azul (gradiente salino) Ya se puede transformar la energía producida por las mareas del mar en energía eléctrica. Lo mismo con la energía undimotriz, con la captura de energía del movimiento de las olas. Estos sistemas garantizan suministro, seguridad y un impacto ambiental mínimo.

 Todo esto me viene a la mente cuando leo la noticia de hace unos días de que Port Adriano generará energía a partir de olas, con una producción de electricidad limpia a partir de las olas del mar, con la instalación de una planta de energía unidimotriz de hasta 2MW en el dique del puerto. Me dio mucha felicidad leer esta noticia.

De nuevo la iniciativa privada, predicando con el ejemplo, lidera el desarrollo y crecimiento sostenibles con nuevos proyectos de futuro. Hay esperanza.

Permítanme que insista

El Plan General de Puertos es en realidad una moratoria portuaria, lo que conlleva el bloqueo del crecimiento económico del sector.

La fortaleza pirata tomada al abordaje por la Armada española

Una operación insólita llevada a cabo en 1861 en Pagalugán (Filipinas) bajo el mando del capitán de fragata Casto Méndez Núñez

Descentralización

Transferir competencias, como Costas, a la Comunidad Autónoma es muy positivo, pero el nacionalismo le otorga una connotación separatista que en nada ayuda a la finalidad pretendida

Ensalzar lo nuestro

El proyecto del submarino S80 está resultando un éxito, sin perjuicio de que en una tarea de este tipo es imposible que no surjan problemas

Pateras, la mafia

El Ministerio de Asuntos Exteriores y ¿por qué no? la Armada deberían actuar contra las redes organizadas de tráfico de personas

Presidente y exmilitar

Imaginen por un momento que algún presidente del gobierno español (de derechas o de izquierdas) fuera un antiguo militar, combatiente por su país, náufrago o cautivo de guerra, de valor acreditado

Estado policial en la mar

«Está en exposición pública un plan de puertos que supone un bloqueo brutal a la náutica de recreo»

Navegar en Mallorca es aventura y privilegio

Por fin llega el verano. Me gusta desde que se cambia la hora, las tardes se alargan y el calor aprieta, invitando a realizar actividades en el mar. Vivir en Mallorca es lo que tiene.