BOTÓN DE ANCLA

ANTONIO DEUDERO

Abogado, antes fui técnico de la Federación Andaluza de Vela en el puerto de Málaga como monitor de vela ligera y vela de crucero, además de juez y oficial regatas. Actualmente técnico en Seguridad Operacional de Navegación Aérea en el aeropuerto de Palma. Entre el 2011 y el 2015 tuve el honor de ostentar el cargo de director general de Ports i Aeroports del Govern Balear y la Vicepresidencia ejecutiva Ports-IB. Desde 2008 Oficial reservista voluntario de la Armada, con rango actual de Alférez de Navío.

Convalidando que es gerundio

Con el Reino Unido fuera de la Unión Europea y con España desarrollando una normativa para poder trabajar en el sector náutico deportivo o de recreo, resulta que al final la solución que se propone es que el españolito que quiera trabajar proceda a convalidar y examinarse para obtener los títulos ingleses

En el mundo de la náutica se están produciendo dos novedades que navegan en paralelo: una es la salida del Reino Unido de la Unión Europea con el Brexit, que aunque ya es una realidad todavía no percibimos sus efectos inmediatos al estar toda la actividad restringida por la pandemia; la otra es la modificación normativa de las titulaciones náutico deportivas en la que está trabajando la Dirección General de la Marina Mercante, que en plazo ya no muy lejano nos permitirán desarrollar una actividad profesional en el sector, a imagen y semejanza de lo que aún hoy es un claro monopolio anglosajón.

Cuento esto porque el otro día mi hermano Miguel me comentaba cómo en un grupo de WhatsApp de profesionales de la náutica les había llegado un enlace con información al respecto. Pero hete aquí que al final esa información no era otra cosa que un proceso para conseguir convalidar nuestras titulaciones españolas a las británicas, con pruebas y exámenes incluidos. Quedé estupefacto ante esa información, pues entre sus «patrocinadores» llevaba el logo del Ministerio de Fomento del Gobierno de España. Alucinante.

Que me lo expliquen. Con el Reino Unido fuera de la Unión Europea y con España desarrollando una normativa para poder trabajar en el sector náutico deportivo o de recreo, resulta que al final la solución que se propone es que el españolito que quiera trabajar proceda a convalidar y examinarse para obtener los títulos ingleses. Cojonudo.
Es decir: que ya hay a disposición del público en general webs y aplicaciones para ayudar a convalidar titulaciones españolas a inglesas, patrocinado todo ello por el Ministerio de Fomento español. Y es que ya me veo el futuro: para trabajar en España o en la Unión Europea al final tendremos que convalidar la titulación española y sacarnos la inglesa. Barcos con cualquier bandera de las de conveniencia: la de Gibraltar, la de isla de Man o la que deseen, que con eso pagan menos dinero. Y capitanes con titulación inglesa contratando a españoles con sus títulos convalidados por el gobierno de Su Majestad británica. Es increíble.
Como bien decía Juan Poyatos en su artículo del mes pasado, la Dirección General de la Marina Mercante está trabajando en la línea correcta al seguir otros modelos en las titulaciones, auspiciado dicho cambio de forma muy importante por la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN), que no ha parado de luchar todos estos años con ese fin. Esperemos que en el siguiente paso, el de buscar esa anhelada homogeneización a nivel europeo, Holanda, Alemania o Francia no les den tantas facilidades a los británicos y nos salven de tanto despropósito, una vez más.
De lo contrario al final, y como muy bien decía con sorna mi hermano Miguel, igual que El Rubius se fue a Andorra –paraíso para los youtubers como él–, en la náutica tendremos que acabar todos en la colonia que el Reino Unido ha dejado dentro de la UE: Gibraltar.

Autonomía energética: la nueva encrucijada

Nos toca ahora una época con retos enormes. Uno de ellos es la consecución por España de la autosuficiencia energética.

Permítanme que insista

El Plan General de Puertos es en realidad una moratoria portuaria, lo que conlleva el bloqueo del crecimiento económico del sector.

La fortaleza pirata tomada al abordaje por la Armada española

Una operación insólita llevada a cabo en 1861 en Pagalugán (Filipinas) bajo el mando del capitán de fragata Casto Méndez Núñez

Descentralización

Transferir competencias, como Costas, a la Comunidad Autónoma es muy positivo, pero el nacionalismo le otorga una connotación separatista que en nada ayuda a la finalidad pretendida

Ensalzar lo nuestro

El proyecto del submarino S80 está resultando un éxito, sin perjuicio de que en una tarea de este tipo es imposible que no surjan problemas

Pateras, la mafia

El Ministerio de Asuntos Exteriores y ¿por qué no? la Armada deberían actuar contra las redes organizadas de tráfico de personas

Presidente y exmilitar

Imaginen por un momento que algún presidente del gobierno español (de derechas o de izquierdas) fuera un antiguo militar, combatiente por su país, náufrago o cautivo de guerra, de valor acreditado

Estado policial en la mar

«Está en exposición pública un plan de puertos que supone un bloqueo brutal a la náutica de recreo»