BOTÓN DE ANCLA

ANTONIO DEUDERO

Abogado, antes fui técnico de la Federación Andaluza de Vela en el puerto de Málaga como monitor de vela ligera y vela de crucero, además de juez y oficial regatas. Actualmente técnico en Seguridad Operacional de Navegación Aérea en el aeropuerto de Palma. Entre el 2011 y el 2015 tuve el honor de ostentar el cargo de director general de Ports i Aeroports del Govern Balear y la Vicepresidencia ejecutiva Ports-IB. Desde 2008 Oficial reservista voluntario de la Armada, con rango actual de Alférez de Navío.

Estado policial en la mar

«Está en exposición pública un plan de puertos que supone un bloqueo brutal a la náutica de recreo»

Días de asueto y descanso vacacional por Ibiza. Navegar por estas aguas es realmente un placer. El tándem Ibiza-Formentera es perfecto para todas las actividades náuticas. Aguas cristalinas, de un azul turquesa espectacular, que son un regalo para los sentidos.

Estaba con estos pensamientos cuando recordé que la Consellería de Medio Ambiente nos tiene a los navegantes como «presuntos culpables» de deteriorar ese entorno privilegiado por el simple hecho de navegar. Tan es así que el Govern del Pacte ha habilitado el llamado «Teléfono Posidonia», además de una App de última generación y un correo electrónico, con los que poder denunciar a cualquier persona que se considere que infringe «la normativa vigente».
Pero si más del 95% del problema para la posidonia son las aguas residuales y fecales que los emisarios vierten al mar, así como la salmuera de las desaladoras que la Administración tiene funcionando en nuestro litoral. No demonicen al sector náutico, que algún caso aislado de personas poco o nada cívicas no nos puede hacer desviar la atención de donde está el verdadero problema.

A pesar de que lo saben, el Govern sigue en esa línea y, con la excusa de consultar la cartografía completa de la posidonia «para comunicar mejoras», lo que realmente pone en manos de los ciudadanos es una herramienta para denunciar posibles malas praxis, ya sea por teléfono, correo electrónico o incluso por la App que ha desarrollado el Servicio de Información Territorial de las Islas Baleares (SITIBSA). Así la Conselleria lanza toda una campaña de promoción de denuncias entre ciudadanos libres. Es increíble.
Por si fuera poco, el Pacte tramita un anteproyecto de Ley para otorgar la condición de agentes de la autoridad a los Agentes de Medio Ambiente. Sus denuncias tendrán «presunción de certeza, de veracidad», además de otorgarles la facultad de poder identificar a los navegantes pidiéndoles la documentación y acceder a las embarcaciones para su inspección, eso sí, «con respeto en todo caso a la inviolabilidad del domicilio». Veremos cómo se come esto.

Veo lo que ocurre en Cuba y recuerdo la figura de los chivatos del régimen castrista y también a los agentes del estado dictatorial persiguiendo a la gente, que lo único que quieren es vivir en Libertad y no puedo sino pensar que aquí vamos camino de ir repitiendo este mismo esquema. Parece que con el Pacte en Baleares incluso tendremos «Agentes #COVID». 
Todo esto es propio de un Estado policial, que además no tiene en cuenta ni en consideración a la verdadera fuerza pública que son Policía, Guardia Civil, Policías Locales y las Fuerzas Armadas.

El colofón: está en exposición pública el Plan de Puertos de las Islas Baleares: una moratoria y un bloqueo brutal al posible crecimiento del sector del que, con sorpresa, veo que pocos hablan. Prohíbe ampliaciones y nuevas construcciones portuarias en Baleares, con más de 6.000 personas en listas de espera y un crecimiento previsto de otro tanto en demanda de amarres, identificado por el Estudio de Demanda hecho en su día y que directamente han tirado a la basura. ¿Dónde amarrarán –por ejemplo– los nuevos propietarios de veleros, barcos que por llevar palo y tener quilla no pueden estar en marinas secas? Me lo expliquen. 

Navegar en Mallorca es aventura y privilegio

Por fin llega el verano. Me gusta desde que se cambia la hora, las tardes se alargan y el calor aprieta, invitando a realizar actividades en el mar. Vivir en Mallorca es lo que tiene.

Un decreto chapuza para criminalizar al navegante

Un técnico del Govern señaló en 2011 que las actuaciones que afectan a la posidonia provienen en un 89% de la actividad terrestre. Esta realidad era de sobra conocida por el Pacte y , a pesar de ello, centraron su «lucha protectora» en los fondeos como reclamo político

Cambio de calles en Palma: sectarismo e involución

No se engañen, el motivo de la retirada de las calles a Gravina, Churruca y Cervera no es otro que el complejo de esta progresía para la que todo lo que conlleva el concepto España es objeto de rechazo

Convalidando que es gerundio

Con el Reino Unido fuera de la Unión Europea y con España desarrollando una normativa para poder trabajar en el sector náutico deportivo o de recreo, resulta que al final la solución que se propone es que el españolito que quiera trabajar proceda a convalidar y examinarse para obtener los títulos ingleses

El porqué de la Pascua Militar el día de Reyes

Un 6 de enero de 1782 Carlos III ordenó a los virreyes, capitanes generales, gobernadores y comandantes militares que, en la fiesta de la Epifanía, reuniesen a las guarniciones y transmitieran en su nombre, a jefes y oficiales de los ejércitos, su felicitación.

El llamativo silencio del sector náutico

Con la honrosa salvedad de las asociaciones de navegantes, que sí están defendiendo sus derechos y denunciando la criminalización de su colectivo, el resto del sector no dice nada

Tres grandes figuras

El almirante Farragut está considerado, junto con el presidente Abraham Lincoln y el General Ulises S. Grant, uno de los tres héroes de la nación Norteamericana.

España, lejos del mar

Bélgica que se chotea de nosotros y luego muchos armadores abanderan sus embarcaciones en ese país por conveniencia. Vergüenza como español debería de dar el llevar ese pabellón en la popa